Un mínimo de respeto a los gallegos


En la lucha que se está llevando actualmente contra la violencia en todas sus manifestaciones sociales, la actitud del parlamentario autonómico Xosé Manuel Beiras y su grupo AGE no ayudan mucho. El uso de la razón y de los argumentos no puede sustituirse nunca por la coacción física como la ejercida por Beiras. Un mínimo sentido democrático, un mínimo de respeto al presidente de la Xunta, un mínimo de consideración con los ciudadanos gallegos deberían hacer que Beiras regresara de nuevo al uso de la razón, o a dejar el escaño autonómico.

Autor Arturo Maneiro Periodista

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Un mínimo de respeto a los gallegos