El responsable del espectáculo es el mismo que reabrió la discoteca Alcalá 20 tras el incendio


El dueño de Diviertt, Miguel Ángel Flores, que organizó la fiesta de Halloween en el Madrid Arena, es un conocido empresario de eventos propietario también de FSM Group, que reabrió la discoteca Alcalá 20 con el nombre de Adraba años después del incendio registrado en el local en 1983 y en el que murieron 82 personas. Adraba abrió sus puertas en enero del 2010, después de varios intentos, incluida una apertura sin licencia que terminó en precinto. Según figura en el registro mercantil, Diviertt es una sociedad limitada que tiene como objeto social la venta de entradas para salas de fiestas, discotecas, salas de cine, recintos deportivos, espacios multiusos, teatros y toda clase de espectáculos musicales culturales, deportivos y de ocio.

La fiesta del Madrid Arena, llamada Thriller Music Park, estaba inspirada por el famoso videoclip Thriller, del cantante Michael Jackson, en el que un grupo de zombis baila al compás de la música. En ese tétrico ambiente, intervinieron conocidos pinchadiscos de música electrónica, entre ellos el norteamericano de origen japonés Steve Aoki, que acababa de comenzar su espectáculo. La receta atrajo a miles de jóvenes que finalmente vieron cómo la anunciada velada de terror acaba convirtiéndose en trágica realidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El responsable del espectáculo es el mismo que reabrió la discoteca Alcalá 20 tras el incendio