«Voy al súper todos los sábados, sé lo que cuestan las cosas»

El número 1 del PP por Ourense confía en que sus electores lo vean como «un hombre sensato»


NACHO MIRÁS

Dice Celso Delgado Arce (Ourense, 1958), cabeza de lista del PP al Congreso por Ourense, que de este carro de la política «tiramos todos», pero que ir de primero tiene siempre una responsabilidad añadida. Se considera, en cualquier caso, «una pieza de un engranaje».

-Nunca tuvieron tan buenas expectativas en una campaña...

-Nunca se ha dado una situación como la que tenemos hoy. Es mi quinta campaña como cabeza de lista y no he visto nada así. Estoy en una provincia con 26.000 parados, en una comunidad autónoma con 242.000 parados, en un país con cinco millones de parados. Esas elecciones no se producen en una coyuntura normal; estamos al límite.

-Demos por hecho que el cambio se produce y ustedes gobiernan. No pueden escudarse en la herencia que les queda...

-Si ganamos, nuestro presidente Rajoy ya ha dicho que tendremos que apencar con todo lo que venga. A partir de ahí, nadie está diciendo que la salida de esta crisis vaya a ser fácil y que no vaya a producir costes.

-¿Qué imagen cree que tiene la gente de Ourense de usted?

-Creo que me ven como una persona de Ourense y como un hombre sensato.

-¿Y qué defectos se ve?

-[Piensa] Creo que todos deberíamos trabajar más, formarnos más. No me pongo de ejemplo de nada, pero intento cumplir con mis obligaciones.

-¿Al que madruga Dios le ayuda o no le ayuda ni Dios?

-El que madruga tiene más tiempo para hacer las cosas que el que no madruga, eso es un hecho. Me levanto a las 6.30, a las 7.30 estoy en el despacho y ya me he cruzado con mucha gente trabajando. Pero tampoco tengo nada contra los que se levantan más tarde.

-¿Desayuna fuerte?

-Normal, me tomo un café con leche y tostadas con mantequilla y miel.

-Vive con sus hijos, ¿cómo se organizan?

-Soy viudo. La niña tiene diecisiete y el chico veinte. A las siete despierto a mi hija y nos vemos para comer y para cenar. Tenemos una persona en casa que nos echa una mano.

-Leí por ahí que no soporta el desorden...

-Procuro que haya orden porque el orden me da más confianza. Pero tampoco soy un obseso. Hago las cosas de la casa siempre que puedo y no se me caen los anillos; voy al supermercado todos los sábados por la mañana a hacer la compra, sé lo que cuestan las cosas y, entre dos productos que me ofrezcan la misma calidad, procuro escoger el más barato; cosas de sentido común. Y me ocupo de mis padres, de mis hermanos... Los políticos somos tipos muy normales.

-¿Es exigente como padre?

-Tengo la suerte de tener dos hijos estupendos que no me proporcionan más que felicidad y ayuda.

-No es un tópico eso de la gente sale de punta en blanco por la rúa do Paseo de Ourense...

-Es cierto que en Ourense hay un buen comercio y la gente procura ir arreglada. A mí me parece bien.

-Su familia vendió zapatos durante casi ochenta años. ¿Se fija en los pies de la gente?

-Sí, el calzado es una parte fundamental de la vestimenta. Hoy hay un gran marquismo, la gente busca más la marca que el producto.

celso delgado número 1 del partido popular ourensano al congreso

ACTIVIDAD. Abogado y secretario adjunto de la Cámara de Comercio de Ourense en excedencia. Ingresó en el PP en 1997.

PATRIMONIO. Delgado declara un apartamento en Baiona, el

50 % de un despacho profesional, un piso en usufructo y «unos ahorros».

-¿Cómo cree que será recordado un día José Luis Baltar?

-Como un político que fue muy querido y muy apoyado por los votantes. Se le recordará como un hombre generoso, trabajador incansable que defendió mucho Ourense.

de contexto

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

«Voy al súper todos los sábados, sé lo que cuestan las cosas»