Orden de prisión para los padres de un bebé al que dieron cocaína

El niño fue llevado al hospital por lo que creían una crisis respiratoria Los progenitores reconocieron su adición y que ese día habían ingerido mucho alcohol


efe | barcelona

Un juez de Barcelona ordenó el ingreso en prisión de una pareja joven acusada de haber dado cocaína a José, su bebé de un mes y medio, después de que el niño ingresara el domingo en el Hospital Vall d'Hebrón con síntomas de apnea y le detectasen restos de droga en la orina.Según fuentes policiales, los detenido son Doménec P.C., de 20 años, y Miriam R.M., de 21, ambos padres de José, y vecinos del barrio de Can Pomada de Montcada i Reixac (Barcelona). Los padres llevaron el domingo a su hijo al hospital aquejado de una insuficiencia respiratoria (apnea) y los médicos alertaron por fax al juez de guardia de que en una analítica practicada al bebé había dado positivo de cocaína. El juez de instrucción número 4 de Barcelona, el mismo que actuó en el caso de Alba, la otra niña de Montcada que estuvo a punto de morir hace pocas semanas a causa de una paliza, ordenó enseguida a los Mossos d'Esquadra que le trajeran a los padres al juzgado y, tras tomarles declaración, decretó su ingreso en prisión. Fuentes judiciales informaron de que los progenitores del niño, que son consumidores habituales de cocaína y que reconocieron que el domingo ingirieron mucho alcohol, ingresaron en prisión preventiva por un presunto delito contra la salud pública.Alta hospitalariaEl juez también ordenó la retirada de la patria potestad del bebé, que ayer por la tarde fue dado de alta hospitalaria y quedó bajo tutela de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat.En sus declaraciones ante el juez, los padres de José, que no tienen antecedentes penales, negaron que le suministraran la droga a su hijo, aunque el magistrado decidió enviarlos a la cárcel por las contradicciones que apreció en sus afirmaciones. El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona informó de que José había ingresado anteriormente en el mismo centro sanitario para un estudio de apnea, y fue dado de alta por última vez el pasado 30 de marzo, aunque se le estaba llevando a cabo un seguimiento por monitoraje en su propio domicilio. Las exploraciones complementarias efectuadas en el hospital descartaron que el niño consumiera la cocaína aspirándola por la nariz, mientras que el informe forense encargado por el juez reveló que el bebé no ingirió la droga a través de la lactancia materna, dado que la madre dejó de darle el pecho a los quince días de su nacimiento. Según el hospital, cuando ingresó el pasado domingo en el centro, José no presentaba insuficiencia respiratoria, tenía palidez cutánea moderada, auscultación cardiorrespiratoria y abdomen normal, mientras que la exploración neurológica también resultó normal. La consellera de Interior, Montserrat Tura, declaró que «sólo la idea de haber colocado cocaína en el cuerpo de una criatura de un mes y medio da escalofríos». Ante la reiteración de los últimos días en la aparición de casos de malos tratos a menores, la consellera ha dicho que «se me ocurren cosas como que en este país a veces hacen falta certificados de capacitación para muchas cosas menos para ser padre y para tutelar menores».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Orden de prisión para los padres de un bebé al que dieron cocaína