Digno tributo a Van der Hamen

Madrid, Madrid, Madrid El Palacio Real exhibe desde ayer 59 obras del madrileño que compitió con Velázquez


Cuatro siglos después de su nacimiento, el madrileño Juan van der Hamen y León (1596-1631) protagoniza la primera exposición monográfica mundial que rinde tributo a su obra. Retratista célebre, gran paisajista y maestro del bodegón, el grueso de sus pinturas se exhibe desde ayer en las salas del Palacio Real de Madrid.Van der Hamen tocó todos los palos y abarcó un amplio abanico temático. Las 59 obras que se exhiben atestiguan su dominio del color y la forma, y el maridaje de influencias que recibió, desde la escuela de Flandes hasta el toque italiano pasando por el más genuino barroco español. Certifican, además, su condición de adelantado del bodegón. El esfuerzo de recopilar la obra de Van der Hamen ha sido ingente y ha precisado del empeño de Patrimonio Nacional, de la Fundación Santander Central Hispano y de Willian B. Jordan, el comisario de la muestra, que firma también el catálogo. Como datos para destacar la relevancia de la exposición, basta apuntar que cerca de 40 obras del pintor no se habían expuesto jamás en España. Unas proceden de colecciones particulares de Europa y otras de EE.UU. Otras son préstamos de museos foráneos, entre otros, el Metropolitan de Nueva York, la National Gallery de Washington, la de Dublín, el Museo Fesch de Ajaccio (Córcega), y el Meadows, de Texas, a donde la muestra viajará en marzo. Junto a los bodegones, destacan los retratos de monarcas (Felipe IV, Isabel de Borbón, Margarita y María de Austria) y una obra curiosa, el primer enano que se conoce en la pintura española, es decir, el antecesor del que años más tarde pintara Velázquez. Juan van der Hamen se sabe que compitió con Velázquez por encargos y en algunos salió vencedor. Además del enano, se le anticipó en retratar a Góngora para su galería de ilustres, y logró inmortalizar al cardenal Barberini, nuncio papal, poco después de que éste rechazara el retrato pintado por Velázquez. La muerte temprana a los 35 años retiró a Van der Hamen para siempre.El director general de Patrimonio Cultural de la Concejalía de Las Artes de Madrid, Juan José Echeverría, presentó ayer la exposición Orígenes. Artes primeras de África, América, Asia y Oceanía, una muestra que reúne 140 piezas de arte primitivo procedente de los cuatro continentes y que se exhibe en el centro cultural Conde Duque de Madrid.La exposición rescata buena parte de las manifestaciones artísticas de estas culturas, muchas de ellas traídas de estas expediciones, y otras, compradas por instituciones o colecciónistas privados. Además, trata de rendir homenaje a estos pueblos lejanos, trasladando el valor cultural y antropológico de las obras a una dimensión universal del arte. De Oceanía se recoge, entre otras, una pieza única, la famosa Bowl de cava o Umete. Fabricada en piedra de dolorita, fue hallada durante la expedición del comandante español Boenechea, en 1772. En esta sección también se muestran capas, cascos y collares de Hawai, confiscados al barco británico Ifigenia por el capitán español Esteban José Martínez; y una espectacular pieza originaria del área del río Korowori, en Papua Nueva Guinea, conocida como Yipwon. De casi dos metros de altura, fue concebida para ser vista de perfil y es una mezcla de surrealismo, figurativismo y abstracción. En la sección de sudeste asiático habrá una espectacular escultura antropo-zoomorfa de Borneo, del siglo XIII, fabricada en madera y hierro. Recuerda a las esculturas maoríes conocidas como Manaia, del periodo arcaico. Del arte prehispánico o precolombino de América habrá, entre otras, piezas de diversos lugares y culturas: máscaras de basalto de Guerrero (México), esculturas Diquis de Costa Rica, de más de mil años de antigüedad; y urnas funerarias en forma de humano de la baja Amazonia de Brasil.El Museo del Traje cuenta desde ayer con cinco nuevas piezas de lujo para sus fondos, donadas por dos maestros de la alta costura francesa Hubert de Givenchy y Philippe Venet, que ayer fueron nombrados socios de honor de la Asociación de Creadores de Moda de España. Los modistos materializaron su entrega para el Museo del Traje en presencia de la ministra de Cultura, Carmen Calvo, quien agradeció «en nombre del Gobierno y de todos los españoles el gesto de generosidad de la moda francesa con España», y del duque de Lugo, Jaime de Marichalar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Digno tributo a Van der Hamen