El PP pierde sus mayorías absolutas

La izquierda podría gobernar si pacta en varias comunidades autónomas claves

Distribución de escaños en las autonomías Distribución de escaños en las autonomías

madrid / la voz

El 24M marca el final de las mayorías absolutas del PP, incluso en sus feudos históricos. La crisis, los recortes y los casos de corrupción le han pasado una dura factura. El escenario autonómico puede dar un vuelco, aunque los gobiernos dependerán de los pactos a los que lleguen los partidos. Pero lo que está claro es que los populares perderán poder autonómico. Lo que haga Podemos resultará decisivo para la formación de gobiernos en varias autonomías claves. Ciudadanos será determinante en otras.

Los populares pierden sus aplastantes mayorías absolutas en Madrid y la Comunidad Valenciana, donde lleva veinte años gobernando. Pero Cristina Cifuentes podría convertirse en presidenta con el respaldo de Ciudadanos, ya que ambos juntos suman más que la izquierda. Alberto Fabra lo tiene muy difícil para mantenerse en el poder, pues no llega a la mayoría absoluta ni con el partido que lidera Alberto Rivera, y podría ser derrotado por un tripartito PSOE-Compromís-Podemos.

Cospedal sin mayoría

Tampoco María Dolores de Cospedal logra la mayoría absoluta. Se queda a un solo escaño, por lo que el socialista Emiliano García-Page podría ser presidente si logra pactar con Podemos.

El PP pierde las ocho mayorías absolutas que tenía en el 2011, según los datos disponibles anoche. En cinco de ellas había superado hace cuatro años el 50 % de los votos. El retroceso de los populares es muy importante tanto en escaños como en número de sufragios. Ni siquiera la consigue en Castilla y León, donde todas las encuestas pronosticaban que Juan Vicente Herrera, al que Mariano Rajoy tuvo que pedir que reconsiderara su decisión de no presentarse, la mantendría.

Aragón y Baleares en peligro

Los populares lo tienen muy difícil para gobernar en Baleares y Aragón, con lo que peligran las presidencias de José Ramón Bauzá y Luisa Fernanda Rudi. Esta última no alcanza la mayoría ni sumando los diputados del PAR y Ciudadanos. Para desalojarlos del poder serían precisas alianzas de los socialistas con Podemos y de otras fuerzas políticas.

Los socialistas ganan en dos autonomías, Asturias, donde ya gobierna Javier Fernández en minoría, y recupera Extremadura, con Guillermo Fernández Vara al frente, que desbanca al popular José Antonio Monago, que fue presidente gracias a Izquierda Unida. También necesitaría el apoyo de la formación que lidera Pablo Iglesias. Pero el PSOE podría gobernar, además, en otras autonomías mediante pactos.

Parlamento muy fragmentado

En Navarra, como se esperaba, vence UPN, pero con un parlamento muy fragmentado, en el que hay siete partidos presentes. Uxue Barkos, de Geroa Bai, podría encabezar una coalición con Bildu y Podemos. Coalición Canaria gana en las islas, lo que podría hacer que se reeditara su pacto con los socialistas.

A partir de hoy mismo se comenzará a hablar de las negociaciones para formar gobiernos, que serán complicadas dado que hay unas elecciones generales a la vuelta de la esquina. De una u otra forma, las formaciones que lideran Pablo Iglesias y Albert Rivera deberán retratarse. El precedente del bloqueo que existe para la investidura de Susana Díaz en Andalucía indica lo difícil que será llegar a acuerdos, aunque hay que tener en cuenta que había unas elecciones muy próximas que hacían que nadie quisiera dar el paso de permitir la formación del Gobierno socialista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El PP pierde sus mayorías absolutas