España abre una era de pactos amenazada por la inestabilidad

El PSOE aprovecha el desplome de Podemos y el gran auge de Ciudadanos y se acerca al PP, que perdería todas sus mayorías absolutas en las comunidades, excepto en Castilla y León

Barómetro Barómetro

Madrid / la voz

Para los pesimistas, España se encamina hacia un período de inestabilidad política marcado por la extrema dificultad a la hora de conformar gobiernos estables. Para los optimistas, el país está obligado a abrir una nueva fase en la que los desmanes propiciados por las mayorías absolutas y la laminación de las minorías deberán dejar paso a un consenso político en el que prácticamente todos los partidos tendrán algo que decir. Ese es el panorama que dibuja la última encuesta del CIS, publicada en el arranque de la campaña de unas elecciones autonómicas y municipales que se presentan más abiertas que nunca. El PP volvería a ganar las generales (25,6 %), aunque estaría prácticamente empatado con el PSOE (24,3 %), mientras que por detrás se situarían los dos partidos emergentes, Podemos (16,5 %) y Ciudadanos (13,8 %). Se establece así un esquema con dos fuerzas que copan casi el 50 % del voto y otras dos medianas que actuarían como inevitables bisagras para inclinar la balanza hacia uno u otro lado en función de los pactos. Y también un bloque de derecha (PP y Ciudadanos) empatado con el de izquierda (PSOE y Podemos).

Los populares sufrirían una enorme pérdida de poder tanto en las generales (19 puntos menos) como en las autonómicas, hasta el punto de que tendrían imposible gobernar en España sin pactar con otra fuerza y de que solo conservarían la mayoría absoluta en una comunidad, Castilla y León, quedando en el aire si podrían mantener el resto de autonomías que gobiernan gracias a un pacto con Ciudadanos o si las perderían a manos de una alianza de partidos de izquierda.

El hecho de que el trabajo de campo del sondeo sea anterior al escándalo protagonizado por el vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato podría poner incluso en peligro la victoria del PP en términos de votos. Ciudadanos crece diez puntos respecto al barómetro de enero, mientras que Podemos aparece como una fuerza en declive que sufre un fuerte retroceso que alcanza los siete puntos, teniendo en cuenta también que el trabajo se realizó antes de la dimisión de su número tres, Juan Carlos Monedero. El gran beneficiado de este escenario es el PSOE, que se sitúa a solo 1,3 puntos del PP gracias al desplome de Podemos y a que Ciudadanos crece a costa del PP.

Los datos no permiten descartar, sin embargo, y menos aún después de lo visto en Andalucía, la posibilidad de una gran coalición entre el PSOE y el PP, que conformaría la mayoría más estable en el Parlamento y que dejaría fuera de juego a Podemos y Ciudadanos.

Autonómicas

El PP solo conservaría la mayoría absoluta en Castilla y León. El PP gana en nueve de las 13 comunidades, pero solo mantiene una de las ocho mayorías absolutas que logró hace cuatro años, en su tradicional feudo de Castilla y León. Las pierde en dos comunidades emblemáticas, Madrid y la Comunidad Valenciana. Los socialistas ganan en Extremadura y Asturias y son la fuerza más votada en Castilla La-Mancha, aunque el PP consigue más escaños gracias a la reforma electoral que introdujo María Dolores de Cospedal. Los dos partidos emergentes, Podemos y Ciudadanos, entran con fuerza en los 13 parlamentos regionales y son claves para la gobernabilidad en casi todos, en más comunidades la formación de Albert Rivera que la de Pablo Iglesias. UPyD paga su crisis interna y desaparece de las asambleas.

Madrid y Valencia

Ciudadanos puede ser la llave. Los populares se desploman en las dos comunidades que medirán en gran parte los resultados del 24M, ganan con holgura pero se dejan casi veinte puntos y más de veinte escaños en cada una. Cristina Cifuentes necesitará el apoyo de Ciudadanos, que como se ha visto en Andalucía lo venderá muy caro. Alberto Fabra está en peor situación, porque un tripartito formado por los socialistas, Podemos y Compromís podría desalojarlo de la Generalitat si llegan al máximo que les otorga la horquilla. Además, la encuesta se hizo antes del escándalo que afecta a Alfonso Rus, presidente de la Diputación de Valencia, que ha salpicado a Francisco Camps y Rita Barberá.

Castilla-la Mancha

Cospedal, en problemas. La encuesta supone un revés para María Dolores de Cospedal, que gana en número de escaños, tras su polémica reforma que redujo el número de diputados, pero se ve superada en votos por Emiliano García-Page, aunque solo por dos décimas. Necesitaría de Ciudadanos para completar la mayoría absoluta, pero los socialistas también la obtendrían si suman el apoyo de las dos nuevos partidos que entran en la asamblea, lo que podría facilitar el hecho de ser el partido más votado.

Extremadura y Asturias

Triunfos socialistas. Guillermo Fernández Vara se impone al presidente José Antonio Monago, que ha gobernando gracias al apoyo de IU. Los socialistas necesitan el comodín de Podemos para gobernar, pero populares y Ciudadanos no llegan a la mayoría. También revalida victoria Javier Fernández en Asturias, que asimismo precisaría del respaldo del partido de Iglesias. El Foro Asturias pierde ocho de sus trece diputados autonómicos.

Navarra

Podemos decidirá quién gobierna. Podemos consigue su segundo mejor resultado, tras Asturias, en la comunidad foral, donde se sitúa como segunda fuerza con cerca del 20 % de los votos, a menos de un punto de UPN. Incluso podría llegar a gobernar si encabeza un bloque de izquierda , aunque un pacto con EH-Bildu sería demoledor de cara a las elecciones generales.

Otras autonomías

El PP tendrá que negociar. Las mayorías absolutas de los populares en Murcia, Baleares y La Rioja, que eran aplastantes, saltan por los aires, y también en Cantabria, donde caben varias posibilidades de gobierno, incluida la de que Miguel Ángel Revilla vuelva a ser presidente con el apoyo de socialistas y Podemos o Ciudadanos. En Canarias gana Coalición Canaria en número de escaños y el PP en votos y se dibuja un escenario muy complicado en el que hay varios pactos posibles.

Municipales

Triunfo de Colau, y Aguirre y Barberá necesitan a Ciudadanos. Sorprendente victoria de Ada Colau al frente de Barcelona en Comú, con más de siete puntos de ventaja sobre el actual alcalde Xavier Trías (CiU). Habrá siete fuerzas políticas en el consistorio, lo que abre todo tipo de pactos. Ganan Esperanza Aguirre y Rita Barberá con claridad en Madrid y Valencia, respectivamente, pero lejos de la mayoría absoluta. La exjueza Manuela Carmena se coloca en segunda posición por delante del socialista Antonio Miguel Carmona en la capital. Ciudadanos será la clave. En Sevilla, el PP vence pero pierde la mayoría absoluta y un tripartito de izquierda podría lograr la alcaldía. Una situación similar se da en Zaragoza.

La monarquía remonta con Felipe VI

El 57,4 % de los españoles respalda la forma en la que Felipe VI está desempeñando su labor cuando está a punto de cumplirse el primer aniversario de su proclamación. El 17,8 % tienen una opinión negativa de la tarea realizada por el rey. La Monarquía experimenta una subida de algo menos de un punto, puesto que pasa de una nota del 3,72 en abril del pasado año al 4,34 actual. La lista de instituciones mejor valoradas la vuelven a encabezar la Guardia Civil, con un 6,02, y la Policía Nacional, con un 5,95, por delante de las Fuerzas Armadas, con un 5,51, siendo las tres instituciones que reciben un aprobado. En cuarta posición se sitúan los medios de comunicación, con un 4,57. Los partidos son los menos valorados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

España abre una era de pactos amenazada por la inestabilidad