«Claro que me considero afortunado por vacinarme»

Natural de Lalín y bombero en Silleda pide confianza en la ciencia porque «é a única maneira de acabar co virus»


redacción / la voz

A Santi Castro, de 39 años y natural de Lalín, le llamaron para vacunarse, con AstraZeneca, a mediados de febrero, como parte de la plantilla de los bomberos de Silleda. Y ni se lo pensó: «¡Como non ía ir! Confío na ciencia e esta é a única maneira para acabar co virus. Non me plantexo nada máis, non caio en temores, hai científicos que avalan a vacinación e punto. E claro que me considero afortunado por vacinarme, como non», indica. Luego, explica que él no sufrió malestar alguno tras la inoculación y que, entre sus compañeros, solamente algunos tuvieron unas décimas de fiebre. En su caso, la cosa no pudo ir mejor: «Durmín perfectamente a noite que me puxeron a vacina, e as seguintes tamén». Espera la llegada de la siguiente dosis pese al tropiezo actual con la administración de AstraZeneca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«Claro que me considero afortunado por vacinarme»