Animación en las calles lalinenses

La presencia de zancudos inicia la vuelta de la programación municipal


Las calles de Lalín acogieron a Benito y Rufina, una pareja de zancudos que con su gigantesco carro de la compra lleno de bolas de colores animaron un centro urbano que recupera vida con las terrazas de la hostelería de nuevo abiertas. La actividad se había tenido que aplazar en carnaval, y marca el retorno de una programación cultural municipal que bajo el título «De Lalín con razón» incorpora citas con grupos locales hasta el 30 de abril, con varias actividades de calle como la realizada ayer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Animación en las calles lalinenses