El gobierno anuncia una rebaja de tarifas en el conservatorio de Lalín

Para evitar que los alumnos paguen el cuádruple que en centros de la Xunta


lalín / la voz

Unanimidad de la corporación para demandar que la Xunta asuma el conservatorio de Lalín; solicitarle que cree ayudas para conservatorios municipales; y un convenio de colaboración entre Xunta y Concello de Lalín para sufragar parte de los gastos. Acuerdo unánime tras un largo debate con críticas cruzadas entre PP y BNG, y con anuncio importante: de cara al próximo año ?la ordenanza se modificará en octubre? el gobierno local rebajará las tasas de los alumnos y facilitará plazos de pagos para evitar que los alumnos de Lalín lleguen a pagar hasta el cuádruple que en conservatorios de ciudades regidos por la Xunta.

Vilariño defendió la moción, tirando de archivo: en octubre del 2005 era el popular Gómez Estévez quien criticaba que la Xunta ?ya bipartita? no diese más ayudas al centro, con demanda de que asumiese el centro. Y criticó la hipocresía de Román Rodríguez, por apoyar como edil de Lalín aquella demanda y ahora evitar tomar esa decisión como conselleiro. En la réplica, el concejal popular José Antonio Rodríguez se sorprendió de que fuese Vilariño quien abanderase la reivindiación en lugar de la concejala de Cultura, Lara Rodríguez Peña. Recordó que la demanda del traspaso a la Xunta la encabezó el PP ante los distintos gobiernos de la Xunta, y recordó que se planteó a nivel autonómico por la dificultad de que la Xunta haga una excepción solo con Lalín. Buscó la contradicción del PSOE, cuyos parlamentarios se abstuvieron en Santiago en la proposición no de ley del BNG, y el gobierno le recordó que el PP votó en contra.

La hipocresía de Luís Bará

Interpretó el popular que la moción buscaba desgastar a Román Rodríguez, y dijo que para hipocresía la de Luís Bará, que en su etapa de director xeral de Creación e Difusión Cultural con el bipartito había comprometido en Lalín ayudas para el extinto Conservatorio Folque que nunca llegaron, cerrando el centro al año siguiente. Mucho más duro fue Crespo Iglesias, que acusó a Bará de ser «o responsable total de cargarse o Conservatorio Folque de Lalín, é un trilero político». Dijo que el Concello le había invitado a visitar el conservatorio «e non só non nos dou nada senón que colleu á directora do Folque, Ugia Pedreira, e lle propuxo que os axudaban doutra maneira e noutro sitio».

Rafael Cuíña ironizó con «o vello costume de botar culpa ao bipartito», recordando que pasó ya una década de su gobierno. Y «de por que se pechou o Conservatorio Folque teño outra información».

Con nuevas críticas a Román Rodríguez por parte de Vilariño por cerrarse en banda a negociar la asunción del conservatorio, y de González Casares ?dijo que llegó más inversión al centro cuando Cristóbal Fernández fue delegado de Educación que con Román Rodríguez como conselleiro?, el debate se cerró con unanimidad en la reclamación a la Xunta. En la misma semana que el PP ya tumbó en el Parlamento esa posibilidad.

Preguntan quién es el responsable de un coche multado

Hubo unanimidad para reclamar a Fomento, entre otras cuestiones, rebajar la AP-53; el gobierno se abstuvo en la moción de Cruz para reorganizar servicios municipales y abrir por la tarde. Tomás Vilariño dijo que con la administración electrónica se presentaron más de 700 procedimientos ya, y no tiene horarios. Hubo unanimidad para bonificar con el 95 % el ICIO de obras en el Laxeiro.

En el apartado de preguntas, Crespo planteó quién es responsable del coche municipal al que se triplicó una multa de la Policía Local por estar mal aparcado, y quién la pagará. Preguntó a Casares por la noche del 20 de mayo, y el edil le aconsejó precaución en lo que se dice. Puso como ejemplo su presunto acoso laboral: «Van 7 meses alá, non estou investigado nin me chamou a declarar ningún xuíz, será que a cousa non é tan grave».

Crespo acusa al gobierno de dilatar la licencia a Racso hasta que se agote el actual mandato

La planta de Racso en Botos volvió al pleno. El PP solicitaba un informe sobre la cuestión a la Federación Ecoloxista Galega. Habló por el gobierno local Vilariño, quien dijo que se podría aprovechar para demandar a la Xunta un trámite de impacto ambiental normal, no simplificado. No aceptó Crespo, quien acusó al gobierno de dilatar en el tiempo la licencia hasta que concluya el mandato. Insto a denegar licencia a la firma porque tienen informes de que no cumple, pero Cuíña le hizo ver que son cuestiones subsanables, y aunque el gobierno no le dará licencia si no tiene todo en regla, si cumple no quedará otro remedio que dársela. El alcalde cree que al PP le da igual lo que pase con la planta pero creo que alguien les dijo que el gobierno no tendría otro remedio que darles licencia, y por eso los populares se posicionaron en contra. Votaron a favor de la moción PP y Cruz, con abstención del gobierno. En contra votó el ejecutivo de aportar fondos para el arreglo de la iglesia de A Veiga.

Hubo unanimidad para una corrección en la modificación puntual 15 del PXOM y para modificar bases en el presupuesto y cumplir con el nuevo reglamento de control interno. También para aumentar en 45.000 las gratificaciones a trabajadores por horas extras: los 31.000 euros iniciales están ya agotados.

Cuíña reconoce que no funciona ningún nuevo saneamiento, pero cita varios en marcha ahora

El alcalde comparecía a petición del PP para abordar las inversiones en saneamientos y abastecimientos en este mandato. Salió milagrosamente bien parado del trance, teniendo en cuenta que terminó por admitir que en sus tres años al frente de la alcaldía no funciona ningún nuevo saneamiento en el rural. ¿Cómo lo hizo? Con habilidad en su primera respuesta, ya que a la pregunta directa de cuántos saneamientos entraron a funcionar en el mandato, replicó con una larga retahíla de obras: «Temos en marcha Vilar do Río, co prego feito; saneamento en Zobra, que houbo dúas baixas temerarias», y siguió con el abastecimiento a Cáceme e Igrexa adjudicado a Narom, las obras de abastecimiento previstas en Bustelos, Anzo, Zobra, Madriñán y Lebozán, y saneamientos en A Xesta, Moneixiñas, Belelle, Botos y Cadrón. José Antonio Varela repreguntó cuántos en funcionamiento: «Aínda ningún, pero estos estarán no seu momento» y recordó que el mandato son 4 años; expuso las dificultades en contratación; y dijo que con la caja llena si siguen en el gobierno, el próximo mandato acometerán más obras, porque en este la prioridad fueron las políticas sociales. Varela dijo que en el último mandato del PP acometieron 12 saneamientos, y 73 en el rural en todos los mandatos populares, con dos depuradoras en el casco urbano y 19 en el rural.

Lara Rodríguez, la próxima

Hay ya nueva compareciente. En el próximo pleno le tocará a Lara Rodríguez Peña para hablar de la denuncia judicial al PP por el caso de los laborales. Crespo sigue culpando de la denuncia a Cuíña, que lo niega vehementemente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gobierno anuncia una rebaja de tarifas en el conservatorio de Lalín