La tormenta de los 520 rayos en Lalín

MeteoGalicia señala que el pasado viernes cayeron 20 litros por metro cuadrado en 20 minutos y bajó 10º la temperatura

.
r. g.
lalín / la voz

Ayer fue en Lalín el día después. En calles y bares se hablaba con profusión de dónde había pillado a cada uno la tormenta perfecta del viernes, la tarde de la inundación instantánea de las calles de la capital dezana. El 20 de abril, la fecha que inmortalizaron los Celtas Cortos, quedará también en la intrahistoria meteorológica de Lalín, y podrá ser una anécdota más que añadir en esos grupos de Facebook que proliferaron hace un tiempo: «No eres de Lalín si ... no viviste el diluvio primaveral del cuarto de hora».

Para quienes vieron convertirse en repentinos ríos de notable caudal calles como Loriga, Praza da Igrexa, Colón o Matemático Rodríguez, sobran las cifras que demuestren el extraordinario fenómeno meteorológico que padeció Lalín. Pero desde MeteoGalicia pusieron datos a lo vivido. Y son dignos de mención: de los 548 rayos que cayeron en toda Galicia el viernes entre las 18 y las 20 horas, Lalín fue el auténtico Kilómetro Cero de la tormenta, ya que el cálculo de los técnicos de MeteoGalicia es que hasta 520 se concentraron en la capital dezana y un radio de 20 kilómetros a la redonda. Un apartado muy notable, pero que no bate récords: porque entre las 2 y las 4 horas de la madrugada del 25 de agosto del 2016 se habían llegado a contabilizar 593 rayos en la capital dezana.

Otro registro digno de tener en cuenta fue el de la pluviosidad: en los 20 minutos que pasaron de las 18.40 a las 19 horas del viernes, cayeron en Lalín 20 litros por metro cuadrado de lluvia y granizo, que hicieron colapsar canalones, sumideros y arquetas. La temperatura bajó en ese período de 22,3 grados a 13,4 grados; la diferencia es aún mayor si se considera que a las 18.20 horas la estación de Lalín registraba 24,2 grados. Son las cifras físicas de una tromba que Lalín tardará mucho tiempo en olvidar.

En el día después, también tocó al Concello evaluar daños. El alcalde, Rafael Cuíña, ?al que el viernes se le pudo ver de inmediato en primera línea incluso controlando el tráfico que intentaba acceder a Matemático Rodríguez desde Ramón Aller? señalaba que «os danos non son excesivos para todo o que caeu». Los informes son que tanto auditorio como Uned aguantaron bastante bien, mientras en el Salón Teatro el escenario no registró incidencias, pero sí el equipo eléctrico para la representación teatral, que tuvo que retrasarse.

Muro entre el Golmar y el Aller

El regidor indicaba que estudian si la competencia de reparación del muro que separa las canchas del colegio Xesús Golmar y del IES Aller Ulloa corresponde a Concello o Consellería de Educación. También fue damnificado el pabellón de deportes, adonde acudió pronto Miguel Medela a comprobar daños, labor que realizaron también en varios puntos Casares, Vilariño y Peña. «Ninguén lembra semellante tromba en Lalín», decía ayer Cuíña.

Una granizada que hacía imposible que la red diese abasto ante semejantes precipitaciones. Lo comentaba un vecino de Matemático: «En mi casa los canalones están impolutos. Y no hubo manera, acabó entrando agua dentro igual». El propio granizo se encargó de tupirlos en el cuarto de hora de mayor precipitación que recuerda Lalín en años. Y que cogió a contrapié a los operarios que habían comenzado horas antes a reparar esa calle, y que vieron diluirse aguas abajo el aglomerado que acababan de bascular. Prevén volver mañana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La tormenta de los 520 rayos en Lalín