Entrenador 2.0 en el BM Lalín


lalín / la voz

El deporte no permanece ajeno al creciente papel de las nuevas tecnologías en el día a día de nuestras vidas. Si ahora podemos leer el periódico a primera hora en una tableta allá donde estemos, los jugadores del Embutidos Lalinense Balonmán Lalín pueden seguir a través de la Red la marcha de su equipo, el análisis de sus rivales e incluso un estudio pormenorizado de su propio papel sobre el terreno de juego. Un novedoso seguimiento que, previsiblemente, solo implantó en la Primera Nacional el entrenador del BM Lalín, Alfredo Fernández.

El técnico lalinense explica que como norma se suelen visionar partidos del rival o algún montaje sobre el juego, pero el decidió dar un paso más. Para ello recurre a cinco programas informáticos, entre ellos el Longomatch, específico para el deporte y gratuito, que cada uno puede adaptar a sus necesidades. Completan sus herramientas el Pinacle, Windows Media Maker, Nero y Total Convert. Con ellas se encarga de transformar formatos, de analizar y secuenciar imágenes.

Con ese material edita un vídeo sobre cada partido, además de realizar un análisis individual de cada jugador «de entre uno o dos minutos, que remito después por correo electrónico a cada uno de ellos para que puedan estudiarlo y analizarlo». Pero hay más. En la Red navegan carpetas a compartir con la plantilla, donde intercambia archivos y material sobre el partido, de forma global, pero también específica. Así, por ejemplo, en el último choque Fernández cree que la defensa no cumplió sus expectativas, por lo que hay un montaje sobre ese aspecto.

Si el BM Lalín juega en viernes, la pretensión es que el sábado por la noche todo ese material videográfico ya esté en la Red o remitido por correo electrónico a sus jugadores. Un material que incluye desde algún partido del equipo rival, al montaje sobre el encuentro propio y específico de jugadores, también en ocasiones de aspectos concretos del contrario, como puede ser el papel de los porteros en los lanzamientos desde los siete metros.

Un material de intercambio que no descarta compartir también en parte con otros entrenadores pero sobre todo elaborado con muchas horas de trabajo y con la pretensión de mejorar en el juego, de que su plantilla «de forma individual y particular pueda darse cuenta de lo que se hace mal, creo que ayuda mucho a mejorar», apunta Fernández. Se trata de montajes de pocos minutos, con una media en torno a ocho, con musica de fondo e incluso algún comentario sobre las imágenes. Además del acceso a través de la Red, en el último entrenamiento antes de cada partido se proyecta ese trabajo para abordarlo de forma conjunta con toda la plantilla.

Como en cualquier iniciativa nueva, la receptividad resulta variable entre los jugadores, aunque el entrenador del BM Lalín se mostró satisfechos de la respuesta hasta el momento. «Verlo permite asumir errores y eso nos beneficia», sentencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Entrenador 2.0 en el BM Lalín