Silleda y Agolada lograron ayudas de la Xunta para gestión de biorresiduos

Javier Benito
j. benito LALÍN, A ESTRADA / LA VOZ

DEZA

Miguel souto

La mayoría de concellos sigue sin implantar el contenedor marrón

02 mar 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Buscar un contenedor marrón por la geografía de Deza y Tabeirós-Terra de Montes resulta complicado. La gestión de la fracción orgánica sigue sin preocupar a los concellos de las comarcas, a pesar de que están incumpliendo la Ley 7/22 de Residuos y Suelos Contaminados, que fijaba el 31 de diciembre del 2023 como fecha tope para activar la recogida selectiva de ese tipo de residuos. Quizás no esperan que hayan inspecciones, multas o sanciones. Quizás hay poca voluntad a pesar de que la implantación supondrá una reducción del volumen de la bolsa negra y por tanto del dinero a abonar a Sogama por su gestión.

En esa búsqueda en el mapa de la zona solo nos encontraremos con contenedores marrones en Silleda. Desde el día 1 de enero ya se distribuyeron por los dos cascos urbanos, el silledense y el de A Bandeira, poniéndose en marcha de forma paralela una campaña divulgativa sobre el tipo de residuos a depositar, con distribución de folletos y puntos informativos en los que se distribuyeron a los vecinos los calderos aireados para usar en sus domicilios.

Tanto Silleda, donde ya funciona el contenedor marrón, como Agolada, que por el momento no anunció la puesta en marcha del servicio, fueron los dos únicos concellos a l os que la Xunta otorgó subvenciones para financiar actuaciones relativas a la gestión de los biorresiduos. En el caso trasdezano logró una ayuda de 38.678 euros de la línea uno, correspondiente a la implantación de la recogida separada de residuos orgánicos destinados a instalaciones específicas de tratamiento biológico, tanto para compostaje como para digestión anaeróbica; y 14.387 euros le correspondieron dentro de la línea dos, en este caso para el reciclaje en origen de esos biorresiduos mediante compostaje doméstico o comunitario. Por su parte, Agolada consiguió 11.260 euros a través de la línea uno y otros 10.134 de la dos.

En el resto de municipios por ahora no se dieron pasos encaminados a poner en marcha la gestión de la fracción orgánica. La Voz chequeaba el pasado octubre las previsiones de los concellos, apuntando por ejemplo A Estrada que iba a esperar a licitar y adjudicar el nuevo contrato de recogida de residuos urbanos para incluir ese contenedor marrón. Pero aún no se comenzó con ese proceso, por lo que tardará en llegar la gestión de los biorresiduos estradenses. En Lalín tampoco se marcaban plazos para implantar ese servicio, pendientes de encontrar financiación que, visto la resolución de la Xunta, no llegará por vía autonómica, aunque el regidor preveía recurrir a la Diputación.

Rodeiro apuntaba a que el compostaje doméstico sería suficiente, idea también aludida desde Dozón, mientras Forcarei esperaba por la planta de transferencia y Vila de Cruces iba a analizar el tema.

Rodeiro licita los trabajos de mejora en el punto limpio

Este pasado jueves se celebraba una junta de gobierno local con carácter extraordinario en Rodeiro tan solo para aprobar el expediente de contratación de las obras de mejora en el punto limpio. El proyecto ya se licitó ese mismo día por parte del Concello a través de la Plataforma de Contratos Públicos de Galicia, con un presupuesto máximo de ejecución de 56.987 euros. Las empresas interesadas en optar a esta adjudicación podrán presentar sus ofertas hasta el día 14 de marzo.