A la duodécima tocó perder al Estradense

El Estradense desaprovechó ante el Villalonga la ocasión de acercarse al líder


a estrada, lalín / la voz

Dicen que no hay dos sin tres, que a la tercera va la vencida,... En el caso del Estradense fue a la duodécima cuando encajó de nuevo una derrota en liga. Tras esa docena de partidos donde mayoritariamente ganó -solo hubo un empate- este domingo perdían en el campo de Villalonga por la mínima. La consecución del objetivo del ascenso pesó a nivel anímico, quizás también los cambios en el once titular propiciados por las bajas y el interés de Alberto Mariano de dar minutos a quienes tuvieron menos protagonismo en las últimas jornadas. Tres puntos que hubieran acercado a los rojillos al líder, ya que el Pontellas recibía una clara goleada en casa del Moaña. Pudieron quedar a uno pero siguen a seis los estradenses del título, con seis ya tan solo por jugarse.

La fortuna tampoco sonrió en esta ocasión a los rojillos. Ya en el minuto siete tuvieron que cambiar a Silva tras recibir un golpe que le abrió una ceja y motivó la aplicación de puntos de sutura. Gozaron de ocasiones para haberse adelantado en el marcador, pero Aarón salvó a los locales ante Borja. Llegaría después el penalti de Javicho tras trabar a Guerra, que fue quien transformó en el minuto 60 el lanzamiento en el único tanto del partido. Pero los visitantes tuvieron también otro a su favor, detenido a Borja por el portero local, quien además sacó un tiro a la escuadra y firmó otras paradas de mérito.

«El balón no quiso entrar y ante eso poco puedes hacer aunque no fue un buen partido por nuestra parte, pero sí estuvimos defensivamente agresivos y los jugadores quisieron ir a por la victoria», explicaba ayer Mariano. Alabó el cambio ofrecido por el Villalonga respecto al equipo de la primera vuelta, «mucho más intenso, me gustaron como bloque, compactos y con una clara línea de juego que nos complicaba a nosotros competir». Pese a todo el técnico rojillo afirmó que por ocasiones de gol «no merecimos perder e incluso deberíamos haber ganado, pero la pelota no quiso entrar, no estuvimos acertados ante la portería contraria».

Alberto Mariano introdujo cambios en el once titular, comenzando bajo palos, con Cascallar. También destacó la inclusión de Iago de inicio. Son dos ejemplos en un choque donde volvió a tener minutos Peiteado, en la segunda parte, tras muchas semanas lesionado. «A nadie nos gusta perder cuando llevábamos once partidos sin hacerlo pero ellos apenas llegaron a tirar a puerta, tan solo el penalti, mientras nosotros fallamos muchas», incidía el técnico reconociendo que la tensión de juego siempre resulta complicado mantenerla cuando ya has rubricado el ascenso de categoría. Pese a ello afirmó que seguirán peleando por los puntos en los dos partidos que les restan de liga, el próximo de despedida ante la afición. Las opciones matemáticas del título siguen todavía abiertas.

Fafú y Manuti regresarán previsiblemente a la convocatoria tras su ausencia por sanción y motivos personales, en espera de la evolución de Gorka, que descansó el pasado domingo, y si Silva pueden estar disponible. El Estradense recibirá este domingo en el Novo Campo la visita del Sanxenxo.

El Lalín se llevó el derbi en el Cortizo ante el Piloño

En Primera Autonómica se vivía un nuevo derbi comarcal entre Lalín y Piloño en el estadio Manuel Anxo Cortizo, que se decantó a favor de los rojinegros por 2-1. Todos los goles fueron en la segunda mitad, adelantándose los cruceños en el minuto 61, para remontar los locales con tantos en el 81 y 89. A falta de la última jornada, el Piloño está séptimo, seguido precisamente por el Lalín a dos puntos.

Derrotas del Estudiantil en casa y del Agolada en Boimorto

Los otros dos equipos de la zona de Preferente también perdieron en esta pasada jornada. El Estudiantil lo hacía por 1-4 en el campo de Callobre frente al Atlético Arteixo. Los azulones plantaron cara al rival durante la primera mitad, encajando solo un gol en el minuto 13, e igualando en el arranque de la segunda con tanto de Adrián Falcón en el 49. Pero poco después volvían a adelantarse los visitantes, en el 52. De nuevo buscaron remontar los locales, pero otros dos goles en el 60 y 72 sentenciaron el choque para los coruñeses.

El Agolada perdía por 3-1 en casa del Boimorto, con una primera parte acertada de los locales que sumaron dos tantos, en el 4 y 18. En la segunda buscaron reaccionar los dezanos, recortando Aitor Hurtado diferencias en el 67 al transformar un penalti. Volcados para al menos empatar, encajaron el tercero ya en tiempo de descuento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

A la duodécima tocó perder al Estradense