Internet resucita las bibliotecas

Reportaje | Unos 80.000 títulos a disposición del lector en Deza y Tabeirós-Montes La afición a la lectura está en desuso, los estudiantes se limitan cada vez más a los libros obligatorios. La instalación de ordenadores ha roto el silencio de las bibliotecas


lalín

?a mayoría de las bibliotecas de la zona ofrecen servicios gratuitos de Internet. Un enganche que ha hecho que los jóvenes frecuenten de nuevo los templos del saber y no sólo acudan a ellas para coger el mismo libro: el de obligada lectura del mes en el instituto. El silencio de las bibliotecas se rompe ahora con las risas entrecortadas de los estudiantes. En algunos centros es obligatorio que los menores dispongan de una autorización de los padres, en otros pueden pedir información a través del responsable de la biblioteca. Es frecuente ver grupitos alrededor de las terminales, con el chateo como una de las aficiones más extendidas.En donde hay ordenadores hay colas y todos los aparatos están constantemente ocupados. En A Estrada pasan por las terminales una media de cuarenta personas al día. En cuanto a los libros, las bibliotecas de Deza y Tabeirós-Montes encierran alrededor de 80.000 títulos. Entre ellos una amplia gama de libros en gallego, sobre todo de literatura. Novelas de todo tipo que, en la mayoría de los casos, llegan procedentes de partidas enviadas por la Xunta y que engrosan periódicamente los fondos de cada biblioteca. En la biblioteca Varela Jácome de Lalín la renovación es constante. Se compran las últimas novedades a través de editoriales y de Círculo de Lectores, entre otros. En Rodeiro no hay carnés, pero funciona una especie de servicio de libro a la carta. Si uno necesita un título en particular y no se encuentra disponible, la biblioteca lo busca, y lo ofrece a la mayor brevedad posible. Los más pequeños continúan siendo los que más leen de ahí que contar con literatura infantil y juvenil sea una baza importante. En Silleda para la inauguración de la nueva biblioteca se adquirieron 115 cómics. Un fondo que se sumó a los cientos de libros de las antiguas dependencias.Un Quijote en gallegoBuscando buscando uno puede encontrar volúmenes muy interesantes. Bibliotecas que guardan alguna primera edición, algún ejemplar inédito. En Rodeiro se guarda en el Museo anexo a la biblioteca una primera edición de El Quijote en gallego. En Forcarei reciben de vez en cuando donaciones de particulares que se trasladan y que envían partidas. En muchos casos las bibliotecas nacieron por iniciativa y empeño de alcaldes o algún personaje local y que le han dado el nombre. Manuel Lamazares en Rodeiro, Mario Blanco en A Estrada, Neira Vilas en Cruces.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Internet resucita las bibliotecas