Nole apunta al auténtico Grand Slam

Fernandp Rey Tapias

DEPORTES

El serbio, con un tenis completísimo, suma su vigésimo «major», tantos como Federer y Nadal

12 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No estaba Rafa Nadal, y Roger Federer acudió sin rodaje suficiente para estar en su mejor momento y tratar de agotar las últimas posibilidades de ganar un grand slam antes de retirarse, por lo que Djokovic era la referencia a batir por todos los jugadores que aspiran a relevar a los tres grandes que han dominado junto a Murray el tenis masculino durante un ya larguísimo período. La realidad es que el serbio ha podido con todos.

En la final de Wimbledon (6-7, 6-4, 6-4 y 6-3) y se enfrentaba a Berrettini, que llegaba tras realizar un gran torneo, y refrendado como especialista en la hierba al haber triunfado en Queen’s. El italiano, un jugador de gran envergadura, tiene como sus mejores armas un saque de enorme potencia y una gran derecha. Le alcanzó para llegar a la final, pero en esta tenía enfrente al mejor restador del mundo, a un jugador capaz de devolver bolas inverosímiles y cambiar los ritmos llevando el partido a donde más le conviene.

Alternativas en el arranque

El comienzo de la final fue un poco extraño, ya que el serbio cometió 3 dobles faltas en los 2 primeros juegos de saque, circunstancia que no impidió que se adelantase por 5-2. Parecía que el set estaba resuelto, pero ahí se produjo una reacción del italiano, mejorando sus porcentajes de primeros saques y defendiendo con cortados su revés. Así consiguió remontar y ganar con cierta comodidad el tie-break.