Zidane se inventa un triunfo bajo la lluvia para el Real Madrid ante el Getafe

El francés combate la sangría de bajas cambiando de esquema y el Real Madrid se impone con solvencia a un Getafe que no dio señales de vida


Madrid

 La necesidad azuzó el ingenio de Zinedine Zidane, que fabricó un triunfo bajo la lluvia con el equipo más famélico que se recuerda en mucho tiempo. Privado por lesiones y sanciones de hasta nueve futbolistas, varios de ellos de enorme peso, el francés tiró de imaginación para que su equipo se impusiese al Getafe con goles de Benzema y Mendy. Sin el cacique de la retaguardia, sin el metrónomo que dicta el ritmo y sin el engrasador ofensivo que no termina de ser tal por esa concatenación de percances que le impiden despegar desde que llegó procedente del Chelsea, el marsellés reformuló la ecuación para sumar tres puntos que le permiten al Real Madrid recuperar el segundo puesto de la tabla, aunque con un partido más que el Barça, y meter algo de presión al Atlético, todavía líder destacado y con dos cartas más que los blancos bajo la manga. Con solo trece futbolistas de la primera plantilla en la lista, incluyendo a dos laterales zurdos pero a ninguno diestro al que recurrir, Zidane optó por abrigarse con tres centrales y dos carrileros: Marcelo y Marvin. El canterano debutó en el once, tras gozar de minutos frente a la Real Sociedad y el Huesca, aunque no tuvo oportunidad de brillar y se marchó tocado en la segunda parte. Cierto es que la debilidad del adversario, un Getafe que acumula ya cuatro jornadas sin ganar y siente de cerca el calor de la zona de descenso, ofrecía un buen marco para el experimento, pero el efecto fue difícilmente mejorable en cualquier caso. Porque el Real Madrid logró taparse los pies sin descubrirse la cabeza y ganó de nuevo a la francesa.

Los blancos venían de remontar al Huesca merced a su dominio del balón parado. Recurriendo a esa pericia, estuvieron cerca de poner tierra de por medio pronto. Primero con un remate al que Casemiro dio demasiado vuelo en el área pequeña tras una falta botada por Modric. Y después con un testazaro de Benzema que besó el travesaño. Los malos resultados han desnaturalizado al Getafe, que saltó temeroso al Di Stéfano. Ni asomo de la presión que abrasaba rivales en el pasado. El cuadro azulón plantó un bloque bajo y aguardó acontecimientos. El planteamiento daba espacio al Real Madrid para disponer, pero el conjunto de Zidane se ofuscaba al pisar zonas militarizadas del campo. A falta de Kroos, Modric quedó como único referente en la construcción. El croata se multiplicó y a punto estuvo de adelantar a los locales con un disparo que rozó David Soria lo justo para evitarlo. El ataque del Getafe no dio indicios de vida en todo el partido. De tener enfrente un adversario con colmillo, a buen seguro se hubiera ido perdiendo al descanso. Pero este Real Madrid muerde con dientes de leche. De ahí que los siete disparos y casi el 70% de posesión con que se marcharon al intermedio le valiesen de poco a los locales.

Marcelo se libera

El Madrid tenía anestesiada a su presa pero necesitaba afilar el cuchillo para destriparla. Asensio probó a ejercer de afilador filtrando un gran pase a Benzema tras el entreacto, pero el francés se topó con otra extraordinaria respuesta de David Soria, bajo palos de nuevo casi dos meses después de su última aparición en Liga. Bordalás, en la grada por su expulsión ante el Sevilla, tuvo bastante. Tiró de Kubo, Aleñà y Mata en busca de desborde y pegada. Sacó del campo Zidane a un tocado Marvin para alistar a Arribas, desplazando a Vinicius a una improvisada función de carrilero derecho. La labor conllevaba un riesgo evidente en fase defensiva, pero dio rédito casi inmediato en ataque. Porque en la primera oportunidad que tuvo, el carioca le puso un centro medido a Benzema, que citó el cuero con la red. La acción pilló desprevenido a Cucurella, que con semejante retador a buen seguro que lo último que esperaba era un envío con tanta seda. La ventaja descamisó al Real Madrid, que firmó sus mejores minutos bajo la lluvia. El cambio de sistema había liberado especialmente a Marcelo, dándole pista para atacar con la espalda cubierta. Así llegó el segundo de los blancos. Arrancó Mendy, que trenzó con el carrilero zurdo. Corrió hasta la línea de fondo el brasileño como en sus mejores tiempos y metió un centro raso al área chica, por la que apareció el '23' para marcar a placer. Quemó Bordalás sus últimas balas alistando a Timor y Unal, pero todo fue baldío. Porque el Getafe ni asustó a un Madrid que vio al mejor Marcelo del curso antes de retirarse con problemas físicos. Nadie agradeció tanto el experimento de Zidane más que él. Seguramente solo valdrá para este roto, pero que le quiten lo bailado.

Ficha del partido

Real Madrid: Courtois, Mendy, Varane, Nacho, Marcelo (Chust, min. 86), Casemiro, Modric, Marvin (Arribas, min. 55), Vinicius, Asensio (Isco, min. 76) y Benzema.

Getafe: David Soria, Damián Suárez, Chakla, Cabaco (Timor, min. 73), Olivera, Maksimovic, Arambarri, Portillo (Aleñà, min. 55), Cucurella (Unal, min. 73), Angel (Kubo, min. 55) y Cucho (Mata, min. 55).

Goles: 1-0: min. 60, Benzema. 2-0: min. 66, Mendy.

Arbitro: Alberola Rojas (Comité castellano-manchego). Amonestó a Chakla, Mendy.

Incidencias: Partido aplazado de la primera jornada de Liga, disputado en el Alfredo Di Stéfano a puerta cerrada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Zidane se inventa un triunfo bajo la lluvia para el Real Madrid ante el Getafe