La remontada de Benzema

El lionés, que lideró al Real Madrid con sus goles hasta que se secó a mediados de diciembre, resalta las «ganas de volver a la competición y ganar partidos» de los blancos


colpisa

Karim Benzema volverá a sentir la emoción de pisar un terreno de juego para competir el 14 de junio, día fijado en la agenda para que el Real Madrid reinicie la Liga en el Alfredo Di Stéfano ante el Eibar (19:30 horas). A dos puntos del Barça tras el tropiezo en el Benito Villamarín ante el Betis que les descabalgó del liderato que habían recuperado en el clásico ante el Barça disputado en el Santiago Bernabéu, los blancos están obligados a remontar para levantar un título que les ha sido esquivo en ocho de las diez últimas campañas. Parte de esas opciones pasarán por las botas del lionés, que este martes recalcaba el hambre de su equipo y la suya personal.

«Tenemos muchas ganas de volver a la competición y ganar partidos. El primero, contra el Eibar en casa, es muy importante y lo vamos a dar todo hasta el final», declaró el '9' a la televisión del Real Madrid, tras completar el segundo entrenamiento de los blancos sin limitaciones de efectivos dentro de la última fase de la desescalada del fútbol español. El serbio Luka Jovic, convaleciente de la fractura extraarticular en el hueso calcáneo del pie derecho que sufrió poco antes del regreso a las sesiones en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, fue la única ausencia en una jornada que sí contó con el concurso de Nacho Fernández, de vuelta a la dinámica de grupo tras las molestias que le obligaron a rebajar el ritmo en sesiones anteriores, y Mariano Díaz, recuperado también de la dolencia en el pie derecho que le impidió participar en las primeras sesiones.

«Es difícil estar dos meses sin tocar el balón. Ahora estamos bien y vamos a seguir trabajando juntos. Hoy hicimos un partido y tuvimos buenas sensaciones. Estamos más cerca de regresar a la Liga», comentó Benzema tras el segundo entrenamiento semanal del Real Madrid, que comenzó con trabajo físico antes de que el plantel pasase a realizar ejercicios con balón y remates a portería.

«El mensaje de Zidane es disfrutar y jugar al fútbol. Hoy ya tocamos más balón que la semana pasada, que fue más física. Es mejor estar ya con todos y con el balón porque en casa es más difícil estar sólo tocando el balón, es más trabajo de gimnasio y físico», se congratuló Benzema, que tratará de revertir en el tramo final de Liga la mala racha que le acompañó en los tres meses anteriores a la paralización de las competiciones por la pandemia del coronavirus.

Refuerzos para el tridente

Líder del Real Madrid con sus goles en la primera parte del curso, donde mantuvo el gran nivel de la temporada anterior y se erigió en el máximo artillero de los blancos, con 16 tantos en los primeros 21 partidos que disputó, sólo ha anotado tres desde que empatase 'in extremis' el duelo ante el Valencia en Mestalla el pasado 15 de diciembre, aprovechando un rechace de Jaume Doménech tras el remate de cabeza de Thibaut Courtois, que se había sumado al ataque en busca de la épica.

El caudal goleador de Benzema se vio frenado a partir de aquel encuentro. No volvió a pulverizar la red hasta el duelo de octavos de final de la Copa del Rey disputado ante el Zaragoza en La Romareda el 29 de enero. Selló el gol de la victoria en el derbi ante el Atlético del 1 de febrero en el Santiago Bernabéu, embocando un centro de Ferland Mendy desde el costado izquierdo. Y anotó el 1-1 ante el Betis en el Villamarín, a la postre baldío puesto que los verdiblancos se llevaron el triunfo con un gol de Cristian Tello en la segunda parte que hizo justicia al nefasto partido del cuadro visitante.

Ahora Benzema pulsa el botón de reinicio con el objetivo de recuperar la pegada perdida, condición que se antoja imprescindible para que el Real Madrid le gane el pulso al Barça. Futbolista de referencia para Zidane, podría conformar con Eden Hazard y Marco Asensio el tridente que el marsellés había planificado en pretemporada, aunque el largo periodo de inactividad del belga y el balear le seguirán concediendo una responsabilidad especial al '9' que habrá de acostumbrarse, como el resto de futbolistas de la Liga, a competir sin la presencia de público en las gradas. «Es diferente jugar a puerta cerrada porque siempre necesitamos a la afición pero espero que estén todos apoyándonos delante de la televisión. Sabemos que tenemos que ganar los partidos porque es muy importante para nosotros y para el club y vamos a tope», señaló.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La remontada de Benzema