Jonathan Barreiro: «Con trabajo y humildad, las cosas llegan antes o después»

Con 22 años, el gallego registra sus mejores números en la ACB coincidiendo con la eclosión de su equipo


Tiene solo 22 años, pero a Jonathan Barreiro (Cerceda, 1997) se le ha borrado la cara de niño. Esa cara que revelan las fotografías de sus primeras convocatorias con el primer equipo del Real Madrid. Pero además de su físico, su baloncesto también es más maduro. Promedia 7,8 puntos por partido, 6,2 rebotes y 11,5 de valoración. Los mejores números de su carrera en un Zaragoza renovado y prometedor, que es tercero en Liga solo por detrás de Real Madrid y Barcelona.

-¿Es consciente de que le hemos visto pasar de niño a adulto?

-Sí. Cuando jugamos contra el Barça este año, mi padre me pasó una foto mía de cuando jugaba con Mirotic en el Madrid. Se ve claramente la diferencia comparando las dos fotos. Ves el paso de los años y la evolución.

-Está teniendo la mejor estadística de su carrera.

-La verdad es que sí. Aunque no sabía los números que tenía exactamente.

-Pero seguro que lo intuía.

-Más o menos lo podía intuir, pero no quiero obcecarme con eso. Tanto mis compañeros como mi entrenador me están ayudando mucho. Y luego hay mucho trabajo en verano, no es ningún secreto.

-Con 22 años, ¿podría decirse que ha explotado?

-No hay una edad determinada para explotar. Con trabajo y humildad, las cosas llegan. A unos antes y a otros después, pero cuando llega tienes que estar preparado para aprovechar la oportunidad y hacerlo bien. Acaba de empezar la Liga y quiero seguir mejorando.

-Acaba de empezar, pero los que se supone que iban a estar arriba ya lo están. Y ahí está también el Zaragoza.

-Sí, pero esto da muchas vueltas. Cada partido es un mundo. Hay que mentalizarse mucho, ganar los partidos en casa y competir los de fuera. Los equipos ACB se han reforzado muy bien este año, hay un nivel increíble.

-Ni cuando estaba Gary Neal, que venía de jugar en la NBA, al Zaragoza le iba tan bien. Su despegue coincide con usted como protagonista.

-Me acuerdo mucho de Gary Neal. Nos ayudó a ganar muchos finales apretados. Pero estos últimos años, con este gran proyecto que se quiere consolidar en Europa y ACB, se ha formado un equipo que tiene mucha química.

-Se está destacando en la estadística reboteadora de la Liga.

-Sabía que tenía que explotar otras cualidades este verano y me he centrado sobre todo en el rebote. Es una cosa que me exige el entrenador para ayudar al equipo y yo trato de cumplir lo que me piden.

-¿Se sigue sintiendo un alero?

-No es que me haya reconvertido al 4. Alterno las dos posiciones y estoy mucho más cómodo. No he cambiado mi juego.

-En Estados Unidos dicen que los aleros multiposicionales son los jugadores del futuro.

-No lo sabía. Pero bueno, yo me siento cómodo tanto de 3, como de 4. Lo que el equipo necesite.

-¿Usted se cree eso de que ya no existen las posiciones?

-La verdad que no me lo creo. Cada uno, cuando sale a la pista, intenta ayudar al equipo haciendo lo que mejor sabe hacer.

-Radovic, exjugador del Obradoiro, también se está saliendo.

-Lo está haciendo muy bien. Ha explotado muchas facetas y está cogiendo muchos rebotes. Es un jugador que marca la diferencia. Y respecto al Obra, ojalá deje de sufrir porque la afición que tiene es ejemplar para cualquier club ACB. Seguro que lo conseguirá porque Moncho es un gran entrenador que siempre ficha muy buenos jugadores.

-¿Se acuerdan los dos, junto a Fran Vázquez, de Galicia?

-Está claro. Me fui muy joven de casa y al principio siempre echas de menos. Tus padres, la familia, los amigos. Pero te habitúas, es un sueño que tienes que perseguir y por el que trabajas.

«Ahora mismo no pienso en fichar por un grande»

Graves problemas en sus rodillas, pusieron en jaque la carrera de un jugador que con solo trece años ya captó la atención de todos. Hace tiempo que el alero olvidó todo aquel dolor y vive ahora su mejor momento como profesional. Con una pequeña cuota de éxito en el pasado Mundial de baloncesto ganado por España incluida.

-¿Se siente partícipe del título obtenido en China?

-Los que fuimos a las ventanas sabíamos cual era nuestro rol. Hacerlo lo mejor posible para clasificar a España. Sabíamos que era imposible ir al Mundial. Estoy muy contento por mis compañeros y agradezco a la federación y Scariolo la oportunidad. Espero que con trabajo se pueda repetir en un futuro.

-Hay quien le ve en un par de años jugando en un grande.

-Ahora mismo no pienso en eso. Estoy muy cómodo en Zaragoza y muy identificado con la ciudad. Ojalá pueda seguir en este proyecto muchos más años.

-¿Quién es el mejor jugador de esta Liga?

-Hay muchos jugadores de mucha calidad, pero Campazzo está marcando la diferencia. Su mundial fue increíble y lo está reflejando en el ACB. Fuera del Madrid o del Barça, el primero que se me ocurre es Shengelia.

-Menuda está liando su excompañero Luka Doncic.

-Sobran las palabras. Cuando jugaba con él, ya se le veía que no era un niño normal. Lo está demostrando. Se va a convertir en uno de los mejores jugadores del mundo. Hay que ser claro. Era un currante y la verdad que le deseo todo lo mejor.

-¿Sigue la NBA?

-No, la verdad que no la sigo mucho. Veo algún highlight, pero partidos no.

-Busque quiénes son Los Angeles Lakers, no vaya a ser que le llamen.

-De algo me suena ese nombre, sí, también he visto algo a un tal LeBron James (ríe). No lo sigo muy de cerca, pero me entero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Jonathan Barreiro: «Con trabajo y humildad, las cosas llegan antes o después»