Boicot de las televisiones a la Súpercopa de Luis Rubiales

RTVE, Atresmedia, Mediaset y la Forta no pujarán por los derechos de la competición apelando a razones humanitarias en el país


Atresmedia, Mediaset España y la Forta tampoco tienen previsto pujar por los derechos de emisión de la Supercopa de España de fútbol que se disputará en Yeda (Arabia Saudí) a principios de enero del 2020 con la participación de cuatro equipos: Barcelona, Real Madrid, Valencia y Atlético de Madrid.

Así lo han confirmado fuentes de ambos grupos de comunicación, después de que RTVE anunciara el pasado miércoles que no pugnaría por los derechos audiovisuales de la competición por razones humanitarias ante las denuncias de incumplimiento de los derechos humanos en el país asiático y por razones económicas, al resultar un torneo poco rentable.

La decisión, según explicaron fuentes de la Corporación pública, se basa en la coherencia teniendo en cuenta que RTVE apuesta por el deporte femenino y Arabia Saudí es un país que no respeta los derechos humanos y en concreto los de las mujeres. «Si en RTVE apostamos por el deporte femenino, ¿qué hacemos en un país donde las mujeres son encarceladas por defender sus derechos?», indicaron las fuentes consultadas.

Además de estos grupos de comunicación, parece imposible que Mediapro decida pujar por dichos derechos, dada la guerra fría que mantienen desde hace tiempo con la Real Federación Española de Fútbol, que la considerar una productora afín a Javier Tebas. Un conflicto que se extiende también a los derechos de la Copa del Rey y, por la cual, Mediapro denunció a la federación de no aceptar su oferta inicial, aunque era la más alta y por la que decidió no presentarse a la puja final que ganó Mediaset.

Por su parte, en el mes de abril, la federación emitió un comunicado en el que afirmó que no iba a tener «ninguna relación contractual» con Mediapro, tras «constatar» que las empresas del grupo «aceptaran su culpabilidad por los sobornos practicados por los directivos del mismo a responsables de federaciones de fútbol de FIFA y Concacaf». Por lo que se prevé harto imposible que pueda llegar a existir un acuerdo entre ambas partes.

La gran preocupación por la organización del torneo en el país árabe continúa siendo la defensa de los derechos de la mujer. A este respecto, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, ha insistido en varias ocasiones en que la decisión de organizar la Supercopa de España en Arabia Saudí es una medida ideal para que «las mujeres acaben teniendo los mismos derechos que los hombres», sin apelar a lo económico como motivo principal para desplazar allí la competición.

«Teníamos el reto de ayudar a que los niños y las niñas de Arabia Saudí pudieran mejorar por medio del deporte», puntualizó. «Creemos en el fútbol como herramienta social y de cambio y aceptamos el reto de transformación que hay en Arabia Saudí con una Supercopa que sin duda va a ser la más emocionante de la historia», subrayó cuando se conoció la sede.

Tras conocerse la decisión de disputar la Supercopa de España en Arabia Saudí, organismos como Amnistía Internacional recordaron a la RFEF «el historial de vulneraciones de derechos humanos» que acumula el país árabe y que incluyen «el uso extendido de la pena de muerte o de la tortura y otros malos tratos a personas detenidas», así como «la discriminación que sufren las mujeres o las restricciones de la libertad de expresión».

La fecha límite para la contratación de los derechos de retransmisión audiovisual de la Supercopa de España de esta temporada y de las dos siguientes será el 28 de noviembre. Con el mapa actual, es bastante probable que el torneo se quede sin televisión por primera vez en décadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Boicot de las televisiones a la Súpercopa de Luis Rubiales