Claudio Chiappucci: «Ya no hay instinto en el ciclismo»

DEPORTES

Gran rival de Indurain en los noventa, no se identifica con los corredores actuales y rechaza la tecnología

12 ago 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Ya no quedan tipos como él en el pelotón. Un inconsciente. Un temerario. Un valiente que se hizo grande en el Tour de 1992 a su paso por su patria. Fue el Gitano, le llamaron Calimero, pero su carácter de escalador inconsciente y depredador acabó definiendo su apodo.

-Le dicen Diablo, pero tan malo no será...

-Eso empezó en Colombia corriendo la clásica RCN en 1992. La prensa colombiana es muy carismática y sabe hablar muy bien por televisión. Era muy raro que un europeo ganase en Colombia. Gané cuatro etapas y me pusieron ese nombre de Diablo italiano porque estaba atacando a 32 colombianos que normalmente ganan en su casa.