No te conformes nunca


Cuando un jugador de 38 años toma la decisión de perder, por lo menos 10 millones de dólares garantizados, muestra el calibre de mentalidad competitiva que lleva escrita en los genes. Eso es lo que acaba de hacer Pau Gasol. Pagar su libertad en San Antonio, renunciar a un más que generoso contrato cuando llegaba a la cuarentena, y jugar su última baza por obtener el tercer anillo en la NBA. Todavía estamos en estado de shock.

Y es que el mejor jugador español de todos los tiempos ha dado un nuevo giro en su prolongado idilio con la liga estadounidense. Analizando esta decisión, podríamos ver el movimiento como un win win, así definido en términos USA. Por un lado, los Spurs bajan techo salarial para rehacer su plantilla próxima con un jugador que ya no contaba para Popovich. Y del otro bando ganan Pau Gasol y su nueva franquicia, los Milwaukee Bucks.

Se define el equipo de Mike Budenholder por un juego donde el tiro de 3 puntos es su referencia ofensiva. Pau domina desde detrás de la línea semicircular como pocos pívots en la NBA. Los Bucks, además, logran dar experiencia a su plantilla de cara a los play off, con un jugador muy reconocido por toda la liga. El impacto global de Gasol es hipervalorado entre los jugadores. Y el español sabe bien su rol. Será el suplente de Brook López y tratará de ayudar a esa megaestrella griegoafricana llamada Giannis Antetokounmpo.

Y la conferencia Este provoca máxima atención nacional. Antes de Pau, los Bucks adquirieron a Nikola Mirotic, con lo cual, veremos a los dos jugadores interiores de España juntos antes del Campeonato del Mundo. Y todavía para dar más morbo a la situación de nuestra selección, todo parece encaminado a que la final del Este debe deparar un Milwaukee frente a Toronto. Marc Gasol y Serge Ibaka, con Scariolo como ayudante en el bando de los Raptors. ¿Alguien da más? Se pone la cosa caliente.

Pau sigue decidido a cerrar su carrera deportiva al máximo nivel. Evita los contratos basura, ser un simple segundón en una franquicia sin ton ni son. Gasol quiere terminar a lo grande. Acorde a sus números. Entre los únicos 20 jugadores de la historia de la NBA con 20.000 puntos y 10.000 rebotes. Asusta su legado. Pero él mismo lo define como se debe: «Lo que nunca he hecho ha sido conformarme». Palabra de Pau Gasol.

 Alberto Blanco es analista en el Rytas Vilnius

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

No te conformes nunca