Isco lanza otro dardo a Solari

El malagueño se queja de no tener «las mismas oportunidades» que sus compañeros al responder a una opinión del exfutbolista Rubén de la Red sobre su situación en el Real Madrid


El culebrón 'Isco-Solari' añadió este jueves un nuevo episodio a la endemoniada telenovela que protagonizan futbolista y técnico desde la llegada del rosarino al banquillo del Real Madrid. El malagueño recurrió a Twitter para defenderse de los comentarios de Rubén de la Red en un torneo de pádel con veteranos del Atlético y del Real Madrid dos días antes del derbi liguero en el Wanda Metropolitano. Pero su réplica al que fuera jugador del conjunto de Concha Espina incluyó un dardo al argentino que traerá cola.

«Totalmente de acuerdo con De la Red, pero cuando no gozas de las mismas oportunidades que tus compañeros la cosa cambia... aun así sigo trabajando y luchando mucho a la espera de ellas! Hala Madrid!!», escribió el andaluz después de que el que fuera campeón de Liga en el curso 2006-2007 le tirase de las orejas al afirmar que el Real Madrid «no espera a nadie» «En la plantilla son todos muy buenos y quien no está a la altura es pasado por encima por sus compañeros», había indicado quien vistiese en 24 ocasiones la zamarra blanca antes de tener que poner un fin prematuro a su carrera profesional por problemas cardíacos.

El recurso a las redes sociales por parte del malagueño para quejarse de la situación que atraviesa ya le jugó una mala pasada con el polémico 'me gusta' que le dio a un comentario contra su entrenador tras conocerse que no figuraría en el once para el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey ante el Leganés. Aunque el jugador borró poco después el 'like', el fuego ya se había desatado, avivando un incendio del que también formó parte su revuelta contra la grada del Santiago Bernabéu en el choque ante el CSKA que significó su segunda titularidad con Solari y que los blancos perdieron por 3-0. Unicamente le ha concedido desde entonces otra más el 'Indiecito', con el que contabiliza 493 minutos distribuidos en 14 de los 24 encuentros que ha tutelado desde su ascenso y con el que mantiene un divorcio que le ha convertido en un miembro residual de la plantilla cuando comenzó la campaña siendo pieza clave para el anterior preparador del Real Madrid, Julen Lopetegui.

El calvario para el centrocampista de Arroyo de la Miel cobró carta pública de naturaleza cuando Solari le dejó en la grada en el Olímpico de Roma pese a que le había incluido en la expedición que viajó a la capital italiana para el choque de la fase de grupos de la Liga de Campeones, pero el desencuentro entre ambos se había gestado antes.

Poco partidario de su fútbol preciosista, Solari, con el que ya había tenido un rifirrafe durante un entrenamiento en Valdebebas, le hizo saltar al césped en la visita a Ipurua cuando el Real Madrid perdía por 3-0, lo que no sentó nada bien al malagueño, que al término de ese partido tuvo un mal gesto con el entrenador que motivó que tres días después el rosarino le defenestrase en Roma.

Desde entonces, el preparador se dedicó a despejar preguntas sobre el andaluz en cada una de sus ruedas de prensa mientras le relegaba una y otra vez al banquillo. Desde ahí siguió el miércoles el clásico copero del Camp Nou, donde tampoco disputó ni un minuto, aunque esta vez los condenados a la grada fueron Altube, guardameta del juvenil, Reguilón y Mariano. Sus gestos -como el saludo negado a Chendo al término del choque con el Alavés en la vigesimosegunda jornada de Liga, que desató un vendaval de críticas que no pudo mitigar con su parca explicación en Twitter- y sus palabras, lejos de atenuar el distanciamiento, no hacen sino agigantarlo pese a que Solari haya manifestado en más de una ocasión que no sigue el runrún de las redes sociales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Isco lanza otro dardo a Solari