Pablo Rodríguez Guede: «Para los Juegos todavía hay tiempo»

El ourensano aún no sabe por qué no le llevaron a Río, pero se toma con filosofía el estreno olímpico


Pablo Rodríguez Guede (Maceda, 1993) fue el primer producto de la estructura ciclista promovida en una pequeña localidad ourensana, con el apadrinamiento de José Antonio Hermida. El olímpico en bicicleta de montaña inspiró a una serie de niños y jovenzuelos que se divirtieron pedaleando por los senderos de la villa y su alumno más aventajado ya es un asiduo en la Copa del Mundo, después de quedarse a un paso de los Juegos de Río de Janeiro. Como profesional en el MMR Factory asturiano, su crecimiento ha sigo continuo en las últimas temporadas y no es de los que se detiene ante cualquier escollo.

- ¿Cómo se cruzó la bicicleta en su camino?

- En un pueblo pequeño como Maceda, los niños siempre íbamos en bici de un lado a otro, era nuestro mejor modo de transporte. Jugábamos, como todos, al fútbol o al baloncesto, pero Xulio Conde dio el paso de crear la escuela y, a finales de 2004, trajo a Hermida, que tenía familia aquí y llegaba con la medalla plata que había conquistado en los Juegos de Atenas ese mismo año. Yo no sabía mucho de la competición, solo disfrutaba dando pedal por allí, pero cuando me fui metiendo en ese mundillo, comencé a leer revistas de ciclismo y a ver carreras en la tele y me fue enganchando más.

- ¿Hermida se convirtió en su primer referente?

- Desde luego, eran unos años muy buenos para él, aunque después hemos podido verlo mantenerse entre los mejores del mundo casi veinte años. Además, por entonces eran tremendos sus duelos con Absalon en las mejores competiciones.

- ¿Comenzó a destacar desde pequeño o se fue forjando como ciclista a base de trabajo?

- La verdad es que se me dio bien desde el principio, pero sobre todo quería divertirme, no pensaba en muchos más objetivos. Empecé de alevín o infantil, no sé ni qué categoría era. Después también llegaron los duatlones escolares y el bum de los Mini BTT. El club nos llevaba a más carreras cada año y la federación también facilitó que se fueran incorporando varias más. Crecimos poco a poco y comenzamos a salir fuera de Galicia, sobre todo a Cataluña, donde el BTT ya era muy conocido, pero lo que me dio mi primer impulso fue que me llamaran a la selección nacional júnior. En 2011 obtuve mi primer podio internacional y en sub-23 ya casi era profesional.

- Con un palmarés como el que atesora, tendrá muchos momentos de esos difíciles de olvidar.

- El primero fue el que comenté antes, mi primer podio internacional, como júnior, en Nove Mesto. Después, como es lógico, el Campeonato de Europa sub 23 en Italia. Son instantes que recuerdas siempre, cuando me pusieron el maillot y cuando subí al podio. También fue especial mi primera actuación en Copa del Mundo y cuando me vi peleando de tú a tú con los cuatro gallos del país.

- ¿Fué un palo muy grande no entrar en la selección para Río?

- Era uno de los candidatos y no me fastidió tanto el no ir como la sensación de que había hecho todo lo necesario para acudir y al final me quedé fuera sin saber muy bien por qué. Afortunadamente, pude hacer un clic en mi cabeza casi de inmediato y después llegó mi primer podio en la Copa del Mundo. Para los Juegos Olímpicos todavía hay tiempo y sé que debo seguir en esta línea.

- ¿Qué sintió al ver a Coloma en el podio olímpico?

- Conseguí desconectar y, en vez de ciclista, fui un espectador más y sentí una gran alegría por Coloma. Carlos siempre ha sido un gran compañero y lo que representaba su bronce fue muy importante para todos nosotros.

- Ha dicho en varias ocasiones que el MMR Factory es la formación en la que ha querido estar.

- Así es, fue una opción que surgió casi por casualidad. Yo estaba en el BH, uno de los mejores del mundo, pero lo cierto es que no me sentía contento del todo. El MMR lo fuimos haciendo nosotros, con Coloma y con Valero. Es un ambiente especial, que no se limita al de un equipo de competición. Somos una gran familia con mecánicos, fisios y el resto de compañeros. Además contamos con el gran apoyo de Daniel Alonso, el dueño, que es otro friki del ciclismo.

- ¿Piensa mucho en Tokio 2020?

- Prefiero ir paso a paso y miro solo al calendario de este año. El mes de mayo me gusta mucho, correremos dos carreras de Copa del Mundo como Nove Mesto y Albstadt en las que siempre me sentí muy cómodo. Después ya veremos, pero se me suelen dar bien las pruebas en altura, así que espero que Andorra me vaya bien y acabar el año con un buen resultado en el Campeonato del Mundo, que esta vez se disputará en el circuito suizo de Lenzerheide.

en corto

Rodríguez Guede es un joven de gustos sencillos y que sabe manejar los esfuerzos para alcanzar su mejor nivel en competición.

- ¿Le gusta el cine?

- No soy mucho de películas, la verdad, pero sí hay una de hace ya unos años que me gustó mucho, Gladiator. La historia captó mi interés y también la personalidad del protagonista.

- ¿Es de los que se lleva series en el ordenador para los viajes y las concentraciones?

- Tampoco paso mucho tiempo viendo la televisión y cuando me desplazo con el equipo, la verdad es que prefiero hacer grupo que encerrarme en la habitación o prestarle atención al ordenador. Lo que más me motiva es tomarme un café y charlar con los compañeros y también con gente de otros equipos.

- ¿Y la música?

- La ourensana, sobre todo Los Suaves. Siempre me ha tirado mucho el rock. Es mi estilo preferido, aunque me gustan varios.

- ¿Se mueve con soltura en la cocina?

- Sí, sí. Me gustan las comidas simples, pero si tengo tiempo no me importa experimentar algo con pastas y arroces, sobre todo con los risottos.

- Por último, en Maceda vibran con usted.

- Es muy especial el ambiente cuando compito en casa. Parece muy fácil lo que han hecho, pero cuesta mucho organizar pruebas como lo hacen ellos. Este año no tienen ninguna nacional calendada, pero haré todo lo que esté de mi parte para contribuir a que algún día pueda ser sede de la Copa del Mundo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Pablo Rodríguez Guede: «Para los Juegos todavía hay tiempo»