Un perjuicio de 200.000 euros

La Federación Gallega de Fútbol recibirá 870.000 euros de la venta del 1 % de derechos televisivos, aunque no le sumen las licencias del antiguo organismo de fútbol sala


REDACCIÓN / LA VOZ

No haber contado hasta ahora con el fútbol sala bajo su paraguas le puede costar unos 200.000 euros menos de ingresos a la Real Federación Gallega de Fútbol (RFGF). La entidad que preside Rafael Louzán está a punto de recibir de la federación española su parte correspondiente al 1 % de los ingresos por el decreto de venta centralizada de los derechos audiovisuales de la Liga. Según un primer borrador facilitado por la institución de Las Rozas, Galicia tiene derecho a 870.000 euros del total de 13,875 millones a repartir en base a la campaña 2016/17. Aunque Louzán está pendiente de conseguir una cantidad algo superior en las próximas fechas, su equipo lamenta que la integración del fútbol sala no se hiciese antes de forma pactada, como era su intención, sino que se tuviese que abordar finalmente a través de una resolución de la Secretaría Xeral para o Deporte de la Xunta.

El reparto que está cerca de oficializarse contempla que la RFGF solo contó en la temporada 2016/17 con 765 licencias de fútbol sala, las que proceden de las categorías nacionales -Primera, Segunda...-. Las fichas de esta modalidad que pertenecieron a otra federación no computan en le reparto que ultima la federación española. De ahí el perjuicio para Galicia, la única territorial que no contaba hasta ahora bajo su tutela con el fútbol sala.

Frente a las 700 licencias de fútbol sala de la RFGF, ocho de las territoriales superan las 10.000 fichas de esta modalidad. Según cálculos federativos, que contrasta el cálculo según los criterios fijados, la gallega recibiría unos 200.000 euros más si pudiera contabilizar las 26.263 licencias del fútbol sala (2.390 femeninas, 17.552 masculinas y 5.311 mixtas de benjamines y alevines), que pertenecían a una federación gallega independiente y ya extinta. Esta entidad fue desinscrita por la Xunta hace unos meses, por lo que, con el tiempo, se estima que ese montante de fichas terminará en la RFGF.

El Real Decreto de venta centralizada de derechos audiovisuales contempla un reparto entre las territoriales basado en tres parámetros: el número de licencias, un fijo por federación (de 277.500 euros) y otros 32.000 por el número de provincias que tenga cada circunscripción. Además, dentro de las licencias, todas las que corresponden al fútbol femenino, así como las de las categorías cadete e inferiores masculinas, se encuentran bonificadas. Es decir, cada una de estas se computa como una y media. Galicia contó en la temporada 2016/17 con 29.698 licencias ordinarias y otras 40.242 bonificadas, que se contabilizan en realidad como 60.363.

Al margen de la progresiva integración del fútbol sala en la RFGF, que ya está en marcha, la federación gallega logró un sensible aumento de sus licencias en la época reciente bajo la gestión de la directiva de Louzán. Tuvo ocho mil fichas más en la campaña 2016/17 respecto al ejercicio anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un perjuicio de 200.000 euros