Un lustro sin gallegos en la Vuelta

Galicia siempre contó con algún corredor en la prueba entre 1981 y 2012


Pontevedra / La Voz

La Vuelta a España arrancará este sábado, por quinto año consecutivo, sin ningún gallego entre los 198 inscritos. La cuna del corredor con más victorias de etapa, un Delio Rodríguez con 39 triunfos parciales, sumará así un lustro sin representación en el pelotón después de más de tres décadas con presencia ininterrumpida en la prueba. De hecho, desde 1981 hasta el 2012 siempre ha habido algún gallego en la Vuelta. Sin embargo, desde que Gustavo César Veloso disputó la edición de hace cinco años, ningún corredor nacido en Galicia ha vuelto a estar en la salida, una situación que incluso tiene visos de prolongarse. 

Años 80

La época dorada de Álvaro Pino y Jesús Blanco Villar

La década de los ochenta supuso una etapa dorada para el ciclismo gallego con  Álvaro Pino y Jesús Blanco Villar no solo compitiendo en la ronda española, sino también subiendo al podio. El primero debutó en la Vuelta en el 81, disputándola de forma ininterrumpida hasta el 90 y logrando la tercera victoria gallega en la general en 1986 tras las de los también ponteareanos Delio y Emilio Rodríguez en 1945 y 1950, respectivamente. Y el de Rois, que la disputó entre el 83 y el 93, faltando solo a la edición de 1990, llegó a adjudicarse dos etapas en el 86, año en el que llegó a ser líder, y una tercera en el 87. 

Años 90

Una década bajo el impulso del Kelme-Xacobeo 93

El impulso que dieron Pino y Blanco Villar al ciclismo gallego propició que Galicia hornease una gran generación de promesas, que encontró su espacio gracias al patrocinio del Xacobeo al equipo Kelme en 1993. En ese año, en el que la Vuelta finalizó con una contrarreloj entre Padrón y Santiago con victoria en la general para Tony Rominger, corredores como Marcos Serrano, José Ángel Vidal o Genaro Prego dieron el salto a la élite, aunque solo los dos primeros lograron asentarse. Y entre ambos, junto a otros como el ourensano César Pérez en el 99 y el 2000, lograron que Galicia mantuviese siempre representación el resto de la década. 

De 2000 a 2010

La irrupción de Pereiro y los años del Xacobeo-Galicia 

Con el inicio del nuevo milenio, una nueva generación de gallegos empezó a asomar la cabeza en la Vuelta. El primero fue Óscar Pereiro, que se estrenó en el 2002 con el Phonak de Álvaro Pino. Al año siguiente se le sumó el rosaleiro Gustavo Otero, entonces en el Cafés Baqué. En el 2004 debutó en la ronda española David Blanco, repitiendo al año siguiente. Y en el 2006 se sumó a la lista de gallegos que han disputado la Vuelta Luis Fernández Oliveira, con el Phonak. Pero sería la aparición del Karpin-Galicia, que posteriormente pasaría a denominarse Xacobeo-Galicia, la que propiciaría el récord de gallegos en la Vuelta: así, desde que en el 2007 el equipo debutase con Ezequiel Mosquera, Gustavo César Veloso, Gustavo Domínguez, David García y Serafín Martínez, en los años siguientes se sumaron otros como Gonzalo Rabuñal, Delio Fernández y Gustavo Rodríguez, llegándose a contar con siete gallegos en la edición del 2010. 

2011-2012

David Blanco y Veloso, los últimos representantes

Sin embargo, la abrupta desaparición del Xacobeo-Galicia tras el escándalo de dopaje que acabó con la descalificación de Ezequiel y David García, dio paso a una nueva década en la que la presencia de gallegos ha sido testimonial. David Blanco, tras un exitoso paso por el pelotón luso, fue el único en el 2011 con el Geox, mientras que el último gallego en la Vuelta hasta el momento es un Gustavo César Veloso que la disputó entonces con el Andalucía.

2013-2017

Futuro incierto en un pelotón cada vez más internacional

En los últimos años, la reducción de equipos españoles, con el Movistar como único representante en la categoría ProTour, ha cerrado las puertas del profesionalismo a varias generaciones de ciclistas. No en vano, solo el Caja Rural le acompañará en la Vuelta, quedando fuera otros equipos españoles como el Burgos-BH de los coruñeses Pablo Torres y Daniel López, amén de los otros ciclistas gallegos repartidos por Portugal o Delio Fernández, del Delko Marsella. Una situación que, además, se está agravando con la progresiva pérdida de talento en la base ante la falta de oportunidades.

La ronda española partirá de Francia y no pisará Galicia tras varios años de protagonismo

La Vuelta de este año partirá de Nimes, en Francia, en la que será la tercera ocasión en la que la ronda española comience en el extranjero. Lisboa, en 1997, y el circuito holandés de Assen, en 2009, son los dos antecedentes de un inicio fuera de las fronteras nacionales.

La apuesta por la innovación y el espectáculo no es una novedad para la organización de la prueba, que en la última década encontró en Galicia un escenario propicio por terreno y presencia de aficionados en las carreteras. Así, en el 2007, primer año en el que participó el Karpin-Galicia, la Vuelta partió de Vigo, regresando a la comunidad después de doce años. Y desde entonces, la organización ha vuelto a apostar hasta en otras cinco ediciones por Galicia. Entre 2011 y 2014 lo hizo de forma ininterrumpida, incluyendo la que partió desde una batea en Vilanova de Arousa en el 2013 y la que finalizó en Santiago en el 2014. Y el año pasado comenzó en Laias, contando con siete etapas en suelo gallego.

Esta vez, en cambio, Galicia se queda fuera de un recorrido que vuelve a apostar por la variedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un lustro sin gallegos en la Vuelta