La mejor versión en el momento más importante


Las cifras son espectaculares: 77 minutos de partido; un resultado contundente, 7/5-6/0; unas estadísticas apabullantes: mejor porcentaje de puntos ganados con los dos servicios, mejor porcentaje de puntos ganados al resto, mejor porcentaje de voleas, menos de la mitad de errores no forzados, casi igualdad en los golpes ganadores e incontestable efectividad en convertir los puntos de break (4/7) y en defender los de la contraria, (0/3).

Todos estos datos, son consecuencia de que ayer, sobre la pista central de Wimbledon, Garbiñe Muguruza ofreció su mejor versión, y lo hizo como las grandes campeonas, en el mejor escenario, en el día más importante y ante una rival con un palmarés impresionante.

La hispano-venezolana jugó de forma extraordinaria de principio a fin. No le importó comenzar sacando con una doble falta, ni se inmutó porque algunas de sus derechas de ataque se le escapasen en los primeros juegos. En todo momento dio la sensación de saber lo que tenía que hacer para ganar y siguió el guion a la perfección. Sacando bien, restando mejor, jugando a un altísimo ritmo y con una concentración extraordinaria, fue minando la moral de la norteamericana, que notaba que sus mejores golpes no conseguían desarbolar a la española. Garbiñe eligió cargar mas el juego sobre la derecha de su rival, peligrosa cuando tiene tiempo para dominar, pero con errores cuando la bola le vuelve varias veces y con la potencia que en todo momento imprimió Muguruza.

Con 5-4, Venus dispuso de dos bolas de set sobre el saque de Garbiñe, pero la decisión con que superó la difícil situación Muguruza acabó con la resistencia de la mayor de las Williams, que ya no ganó ningún juego más en el partido. Solventado el primer set, la española siguió jugando con la misma intensidad, eficacia y regularidad, mientras que su rival, anulados sus mejores golpes, buscó darle la vuelta al partido, jugándose cada punto con golpes imposibles que facilitaron el rápido desarrollo del segundo set.

Victoria importantísima de Garbiñe Muguruza, no solo por ganar el título mas codiciado en el mundo del tenis, sino también por la forma de conseguirlo, por el juego desplegado y, sobre todo, por la determinación mostrada. Si ella y su entorno (importantísima la presencia de Conchita Martínez a su lado) consiguen seguir la línea de concentración y autoconfianza mostradas en la catedral del tenis, Garbiñe estará sin duda entre las jugadoras que opten a dominar el circuito en los próximos años. Condiciones y juego tiene de sobra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La mejor versión en el momento más importante