El Celta se queda solo

Tras el anuncio del Real Madrid de que creará «un equipo de formación», los vigueses serán los únicos de Primera sin equipo femenino junto al Las Palmas


redacción / La VozVigo / La Voz

El fútbol femenino crece a pasos agigantados al amparo de la Liga de Fútbol Profesional. Solo hace falta echar una ojeada a la clasificación de la Primera División para darse cuenta de que de los dieciséis equipos que participarán la próxima temporada en la élite del balompié para mujeres, solo cuatro serán independientes de un club masculino (el Santa Teresa extremeño, el Sporting Huelva, el Alcaine aragonés y el recién ascendido Madrid CFF).

«Gracias a Dios han cambiado muchas cosas. Pero más bien ha sido desde hace dos años por el respaldo definitivo de los equipos masculinos. Ahora hay arbitrajes neutrales, muchos equipos ya juegan en campo de hierba natural en donde el fútbol es mucho más vistoso, los servicios médicos son mejores... Son una serie de cosas que a lo mejor la gente de fuera no lo piensa, pero las que estamos dentro les damos valor. Luego, a nivel de medios de comunicación, se interesan más, atraemos más a los espectadores, es un cúmulo de cosas», explicaba hace unos meses a La Voz Mary Paz Vilas, delantera gallega del Valencia y de la selección española.

De hecho, solo dos clubes que el próximo ejercicio militarán en la máxima categoría para hombres carecerán de sección femenina tras el anuncio del Real Madrid de crear «un equipo de formación». Serán el Las Palmas y el Celta. El presidente blanco Florentino Pérez hizo el anuncio esta semana: «Estamos trabajando para hacer un equipo femenino, principalmente en la formación. No lo haremos de alta competición, queremos empezar con la base y no hacerlo fichando a una alemana o a una estadounidense», manifestaciones sorprendentes a Onda Cero de un mandatario que se ha gastado 1.300 millones de euros en fichajes desde su llegada al Real Madrid. Se suma de esta forma al Alavés, Leganés y Getafe, que también iniciarán proyecto en la 17/18. 

Pero en Vigo, la situación no parece que se vaya a solucionar a corto plazo y el Celta podría quedarse solo en su resistencia hacia el fútbol femenino. Preguntado por este periódico, el director de la Fundación alega que «nos gustaría mucho poder contar con equipo femenino, pero no es posible crear la sección porque A Madroa se queda pequeña, no hay sitio material para dar cabida a más equipos. Y en el Celta cuando hacemos las cosas las queremos hacer bien». De hecho, desde la dirección del club reconocen que están sopeando la posibilidad de que algún equipo de la base entrene fuera de A Madroa esporádicamente. El Deportivo buscó esa solución al colapso jugando en el limítrofe concello de Arteixo.

El Las Palmas, el otro resistente entre los clubes de Primera, creó una sección femenina en el año 2009 pero acabó desapareciendo. El Girona también deshizo el primer equipo pero sigue manteniendo la base.

La afición celeste reclama un paso adelante del club

Consideran que es momento de buscar una solución que impulse un proyecto que creen no se debe demorar más

M. V. F.

La afición del Celta no oculta su decepción al constatar que el club continúa entre los pocos de la máxima categoría sin equipo femenino. Comprenden los argumentos que da la entidad -la falta de instalaciones-, pero entienden que es momento de buscar una solución que impulse un proyecto que creen que no se debe demorar más.

«Estou a favor de que se cree un equipo feminino do Celta, e non xa polo feito de que os demais clubes de Primeira o teñan, senón porque sería moi positivo para darlle saída ao gran potencial futbolístico do que dispón Vigo, con tres equipos en Segunda como Olivo, Sárdoma e Matamá», comenta el presidente de la Federación de Peñas del Celta, Pepe Méndez. Aunque no rebate las razones que el club ha expuesto, sí cree que habría que mover ficha. «Penso que todos os implicados teñen que poñer da súa parte para atopar solucións. O fútbol feminino está en auxe e é unha mágoa que o Celta estea á marxe».

De la misma idea es Gabriela Ansín, presidenta de la peña Amura Celeste, cuya junta directiva está formada íntegramente por mujeres. «Cada vez somos más las aficionadas y también para jugar deberíamos tener las mismas oportunidades. Lo de que el fútbol es un deporte de hombres pasó a la historia y deberían ponerse a ello ya».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El Celta se queda solo