¿Cómo será la nueva Fórmula 1?

Analizamos las principales novedades de un deporte que aspira a reinventarse tras años de decadencia, así será la Fórmula 1 que viene

.

La Fórmula 1 está decidida a cambiar, resetearse, recuperar parte de los vestigios del pasado que llevaron al gran circo a cuantiosas cifras de popularidad. En una innegable decadencia fruto de la pérdida de emoción, adrenalina, espectáculo y pasión, la Fórmula 1 está dispuesta a volver por sus fueros en este próximo Mundial 2017, donde se avecinan cambios cruciales para revertir la decadente tendencia de un deporte que pierde audiencias y afición a medida que el tedio se ha adueñado de gran parte de las carreras en los últimos años.

Para empezar, se acabó el monopolio de Bernie Ecclestone como dueño único y máximo del campeonato. La empresa estadounidense Liberty Media adquirió el gran circo y como mandamás se erige ahora el estadounidense Chase Carey. Junto a él, Ross Brawn y Sean Bratches moverán los hilos de la renovada competición que echará a rodar el próximo mes de marzo. Te presentamos en una serie de puntos las principales novedades que presentaran los nuevos monoplazas de Fórmula 1 que manejarán los pilotos en la inminente temporada:

Coches más anchos

Los bólidos, que hasta ahora medían como máximo 1,8 metros, alcanzarán ahora hasta los dos metros de ancho de carrocería. Con el mismo motor que la temporada pasada, la nueva reglamentación busca coches más rápidos sin variar la potencia.

Alerones más bajos

Una parte clave en el rendimiento del coche, los alerones también variarán, serán más anchos y bajarán su altura, para colocarse más cerca del asfalto. Con ello, se ganará mayor carga aerodinámica, por lo que los coches serán más veloces y se estima que los tiempos se rebajarán en torno a los tres y cinco segundos en cada uno de los circuitos.

Neumáticos con menos desgaste

Otro de los cambios importantes estarán en las ruedas. Variarán de tamaño y serán más grandes, hasta seis centímetros las delanteros y ocho las traseras. Su mayor volumen les permitirá tener más agarre sobre la pista, lo que reducirá la degradación del neumático. Todo ello, a priori, significarán menos paradas en boxes.

.

DRS, la gran duda

Todo hacía indicar que el sistema DRS (Drag Reduction System) se mantendría esta temporada, pero las últimas palabras de uno de los nuevos dueños, Ross Brawn dejan este punto en el aire: «¿Es realmente el DRS lo que quieren ver los aficionados? Ellos quieren entretenimiento y el DRS es superficial. Queremos encontrar soluciones puras», explicaba el mandatario.

| Bólidos menos toscos

Pese a ser de mayor tamaño, los bólidos tendrán un paso por curva mucho más veloz, serán más manejables y menos robóticos y toscos en sus movimientos, algo que irá en favor del piloto y del espectáculo, facilitando la opción de los adelantamientos: «Serán coches más redondos, pero más agresivos y atractivos», resumía el director técnico de McLaren, Tim Goss.

Impulso a la fiabilidad

La nueva reglamentación obligará a las escuderías a cuidar la fiabilidad de sus motores y aerodinámicas. A partir de este año solamente se podrán utilizar cuatro motores por temporada y coche, a la vez que solamente habrá una unidad por cada gran premio, menos de los que se podía optar el pasado año. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

¿Cómo será la nueva Fórmula 1?