El terror del área y de los bancos

El pichichi de Tercera es abogado y se está volcando en la eliminación de las cláusulas suelo


Hablar de Uxío da Pena Gutiérrez (Lugo, 1990) es hacerlo de uno de los mejores delanteros de Tercera División. De hecho, es el pichichi de esta categoría tras marcar con su Cerceda 17 goles en 22 partidos, despertando además el interés de clubes de la categoría de bronce del fútbol español. Pero detrás del Uxío futbolista hay una persona, una profesión, que es la que le permite vivir, porque el fútbol solo da de comer a unos pocos elegidos.

Uxío da Pena trabaja desde hace dos años en un despacho de abogados en la ciudad de A Coruña, ciudad en la que estudió la carrera, hizo el máster y se colegió. «Desde que salí del máster empecé a ejercer en el despacho familiar [DP Abogados, las iniciales de su apellido] en el que mi padre y mi hermano ya estaban trabajando», explica. «Mi día a día es más orientado al aspecto laboral, soy laboralista, pero ahora también estamos muy enfocados en el despacho con temas con los bancos, como es el de las cláusulas suelo», añade.

El ariete del Cerceda simultanea la faceta futbolística con el Derecho a base de organización. «Al ser profesional a cuenta propia puedo compaginarlo bien porque tengo mis propios horarios. La abogacía requiere disponibilidad absoluta porque también el fin de semana un cliente puede necesitar de tus servicios. El trabajo como abogado lo llevo mamando desde pequeño y sé que hay que dedicarle muchas horas», destaca. «La exigencia de jugar en Tercera es alta pero no determinante, es compatible con trabajar como así lo hacen la mayor parte de los jugadores de la categoría por las circunstancias futbolísticas actuales. Y en mi caso, tener la oportunidad de trabajar para lo que he estudiado es todo un lujo que quiero aprovechar», añade.

Asesoramiento directo

Su doble faceta futbolista-abogado es conocida en el mundo del fútbol y de hecho tanto compañeros de equipo como rivales acuden a él cuando tienen algún problema. «Llevé el despido de un compañero y también de algún rival. A muchos les llevo las demandas para que los bancos les quiten las cláusulas suelo y les devuelvan su dinero, que es algo que a casi todo el mundo le afecta. Hay muchas anécdotas. Recuerdo llevarle un asunto a un central que me había marcado unas semanas atrás, en un partido caliente en el que no mediaron las buenas formas. Pero confían en mí, laboralmente», explica.

Uxío extiende la jornada como abogado todo lo que puede y «algunas veces no me da tiempo a cambiarme y tengo que ir de traje y corbata al entrenamiento. Y, claro, choca un poco y los compañeros aprovechan para bromear», destaca sonriente.

Por el ariete del Cerceda se interesan equipos de Segunda B, aunque él prefiere no hablar del tema y centrarse en su equipo. ¿Estaría dispuesto a jugar en categorías más exigentes? «El trabajo es muy importante en mi vida, pero está claro que el fútbol son diez años más y todo lo que pueda venir lo pensaré. Mi ilusión es poder disfrutar de jugar lo más arriba posible. En estos momentos, si me llegase una oportunidad, tengo el apoyo suficiente de mi gente y la total tranquilidad para valorar cualquier propuesta. Al fin y al cabo a cualquier persona le gusta cumplir los sueños de cuando es pequeño, y el mío era el de ser futbolista», matiza Da Pena.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

El terror del área y de los bancos