«Espero que este sea mi año»

La española Garbiñe Muguruza comienza el asalto al número uno del mundo en Flushing Meadows


nueva york

El cuadro femenino del US Open estará al rojo vivo. Todos los focos apuntan a la lucha por el número 1. Hasta cuatro tenistas pueden hacerse con el galardón durante el torneo norteamericano. Serena Williams, Angelique Kerber, Garbiñe Muguruza -que debuta hoy- y Agnieszka Radwanska lucharán por ello. Para que Muguruza destrone a Serena, deberá ganar el título, o ser finalista y que no gane el torneo Serena, que Kerber no llegue a cuartos de final y que Radwanska no se alce con la victoria en Flusing Meadows. Un escenario difícil pero no imposible para Garbiñe.

La hispanovenezolana va con ganas a Nueva York: «Cada vez que voy me gusta. Esperemos que este sea el año», comentaba Muguruza. Tras alzar Roland Garros y las decepciones en Wimbledon y Río, Garbiñe quiere hacer algo importante en un torneo donde solo ha conseguido una victoria en tres participaciones. El sorteo ha sido caprichoso con la caraqueña y, pese a que en primera ronda jugará contra Elise Mertens, tenista proveniente de la previa, en tercera ronda podría chocar con la puertorriqueña Mónica Puig, quien la eliminó de manera dolorosa en los pasados Juegos Olímpicos. En el camino a la victoria, Muguruza evitaría a Serena hasta la final.

«Está claro que sería un logro increíble, pero ni siquiera sé lo que tengo que hacer, no estoy realmente pensando en ello», afirmó Muguruza este domingo ante los medios. «Sólo pienso en qué tengo que hacer para ganar mis rondas y llegar al último partido y ganarlo, pero creo que sería increíble», añadió.

La de Caracas es junto a la alemana Angelique Kerber y la polaca Agnieszka Radwanska candidata a relevar en el trono del tenis femenino a Serena Williams, aunque es la campeona en Australia la que más fácil lo tiene porque no defiende demasiados puntos y es la que más cerca está de la americana.

La de Caracas, en progresión

En este sentido, la número tres del mundo cree que «la discusión» sobre quien arrebatará el número uno a la menor de las Williams «es mucho más sonora porque hay más movimientos en el ránking». «Hay un par de jugadores que pueden alcanzar el número uno y eso crea un poco más de comentarios», expresó.

Muguruza, que en sus anteriores participaciones en este Grand Slam no ha ido más allá de la segunda ronda, siente que está «jugando bien» después de ser semifinalista hace una semana en Cincinnati. «Creo que estoy mejorando mucho mi forma física, haciéndome más fuerte y adquiriendo más experiencia», advirtió.

Por otro lado, la campeona de Roland Garros recordó que el neoyorquino es el torneo «más complicado» de los cuatro grandes por «una montón de cosas». «Siempre hay tráfico, ruido, gente. No sé, todo lleva mucha energía y por la razón que sea, es más complicado, sólo porque es una enorme ciudad y yo no soy una chica de ciudad», sentenció.

Superar el trono de Steffi

Por su parte, Serena Williams, a sus 34 años, buscará en el US Open superar el récord de 22 títulos de Grand Slam que comparte con Steffi Graf y de paso quitarse la espina de la derrota que sufrió en las últimas semifinales ante la italiana Roberta Vinci, quien le arruinó la posibilidad de ganar los cuatro grandes en la misma temporada.

«No he estado jugando mucho, pero ahora me estoy empezando a sentir un poco mejor», dijo Williams, que debutará en Nueva York ante la rusa Ekaterina Makarova. Prueba de que no está atravesando el mejor momento de la temporada es su eliminación en los Juegos de Río de Janeiro. Pero nadie duda de que la estadounidense, un mito viviente del mundo de la raqueta, será competitiva en una de las grandes citas del año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Espero que este sea mi año»