Los favoritos temen a Dumoulin en la decisiva contrarreloj de Burgos

Purito, Quintana y Fabio Aru lucharán contra el holandés, gran favorito para la etapa del miércoles


La Voz / Redacción

Los escaladores favoritos al triunfo final en la Vuelta a España no tuvieron la suficiente fe en la montaña del tríptico astur-cántabro, o lo que les faltó fue la fuerza necesaria para castigar al holandés Tom Dumoulin, que sí se aferra a su creencia en su capacidad contra el reloj para la etapa de Burgos, que se antoja decisiva para el triunfo final. Todos contra Dumoulin, según se puede entender de las declaraciones de los candidatos al rojo en Madrid durante la segunda jornada de descanso.

Joaquim Purito Rodríguez (Katusha), el líder de la Vuelta, se ha mostrado algo más animado que días anteriores tras reconocer el terreno de la contrarreloj de Burgos y ver que es «engañosa» y «diferente» a lo que se imaginaba. «Es una crono que engaña, diferente a lo que nos imaginábamos, que era que era completamente llana. Los ocho, diez primeros kilómetros son duritos con repechos que tiran para arriba y (la subida al Castillo es un repecho que rompe bastante», ha explicado el catalán en la rueda de prensa del día de descanso, ya en la ciudad del Cid.

Purito Rodríguez se relaja en Burgos
Purito Rodríguez se relaja en Burgos

«Sí, sí, no parece una crono en la que vaya a rodar tan rápido», ha dicho, cuando se le ha apuntado que si se había animado tras el reconocimiento del recorrido, aunque posteriormente admitió: «No creas que ha cambiado mucho» su estado de ánimo porque asume que lo tiene que «hacer muy bien» y el holandés Tom Domoulin, al que ve como su principal rival a pesar de que el cuarto en la general, «no tan bien». En cuanto al resto de favoritos, cree que con el segundo clasificado, el italiano Fabio Aru, al que solo aventaja en un segundo, irá «de la mano» y que el polaco Rafel Majka, tercero, «aunque suele hacer buenas contrarreloj», está «a unas distancia (1:35)» que le hace menos peligroso que Domoulin, a pesar de que el líder del Giant está a 1:51. «Es uno de los mejores contrarrelojistas del mundo», ha dicho sobre el holandés, asumiendo a la vez que la lucha contra el crono, a pesar de que la trabajas «más» que hace unos años, sigue siendo su «punto débil».

Fabio Aru, en la jornada de descanso
Fabio Aru, en la jornada de descanso

Por su parte, el italiano Fabio Aru, segundo de la general, considera «muy importante, pero no decisiva» la contrarreloj en Burgos, en la que tratará de seguir con opciones ante el tramo final de la Vuelta. «La crono será bastante decisiva, muy importante, y habrá diferencias, pero no será definitiva porque una gran Vuelta no se cierra hasta el último día y quedan etapas peligrosas», dijo en su hotel de Rubena. El ciclista sardo no quiso hacer cálculos sobre el tiempo que podría perder respecto a Tom Dumoulin. «Estoy tranquilo, he trabajado mucho después del Giro y he preparado la contrarreloj. Después de ver el recorrido es difícil estimar cuanto tiempo podría perder. Creo que pierda lo que pierda no voy a estar contento», señaló sonriente.

Ojo a Majka

Sobre Purito Rodríguez, que defenderá la camiseta roja, Fabio Aru mostró su consideración. «Purito no se descubre hoy, es un gran corredor que ha hecho podios en todas las grandes vueltas ha ganado clásicas. No es una sorpresa su liderato y luchará por todo hasta el final», aseguró. Tampoco descartó al polaco Rafal Majka, tercer clasificado. «Majka ha estado siempre delante y eso no ha sido por casualidad. En la corno irá bien y será un rival peligroso», concluyó.

Nairo Quintana y Alejandro Valverde
Nairo Quintana y Alejandro Valverde

Por último, el colombiano Nairo Quintana (Movistar) considera que la contrarreloj de Burgos llega en condiciones similares para los diez primeros de la general, «excepto para Dumoulin y Valverde», y considera positivo su balance en la carrera, sobre todo porque «ahora podría estar en casa». «Ya pasé las complicaciones de salud. Me he recuperado bien, pero vinieron etapas difíciles para poder recuperar mejor. Aun así, estuve cerca de los favoritos y eso para mí es un buen balance, sobre todo teniendo en cuenta que podría haber estado ya en casa. Seguir es para mí muy importante», dijo.

El ganador del Giro 2014 anunció en la jornada de descanso en Burgos que afrontará a fondo la cronometrada, que será igualada entre varios corredores «de características similares». «La crono la vamos a hacer a tope. Creo que las cosas van a estar igualadas y que los tiempos serán parecidos entre los diez primeros, menos para Dumoulin y Valverde, sobre todo para el holandés porque es especialista. Vamos a ver si mañana hay alguna sorpresa», comentó. En la segunda jornada de descanso, Quintana recalcó la dureza de la Vuelta. «La carrera se me ha hecho dura por los problemas de salud. Al Tour fui al 100 por 100 y ahora la Vuelta me pilla cansado. La verdad es que se ha hecho dura», subrayó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los favoritos temen a Dumoulin en la decisiva contrarreloj de Burgos