España muestra sus dudas para el Eurobásket ante Serbia

El arreón final de Pau Gasol no bastó para maquillar los problemas en ataque de los de Scariolo, que cedieron ante la defensa serbia y la calidad de Bjeliça


La selección española de baloncesto ha debutado en el Eurobásket 2015 con una derrota ante Serbia por 70-80 [Así lo contamos al minuto], después de un partido en donde ha mostrado una imagen dubitativa, sobre todo en el aspecto ofensivo, y ha sido víctima del gran final de un sensacional Nemanja Bjeliça.

España no ha firmado un buen debut en el torneo continental, pese a que en el inicio del choque ha llegado a dominar por encima de los diez puntos. Sin embargo, los serbios, actuales subcampeones del mundo, han aguantado en el choque desde su agresiva defensa, que ha incomodado mucho a los de Sergio Scariolo, y han roto el partido en el tramo final del tercer periodo. España, de la mano de Pau Gasol (16 puntos, casi todos en el último cuarto) ha logrado recuperar sus opciones para los minutos decisivos, pero el acierto de Bjeliçaa (24 puntos) ha dado el triunfo a los serbios.

Frente a la actual subcampeona del mundo, con Pau Gasol, que consiguió acercar a un solo punto a España (70-71) cuando la selección perdía por ocho a falta de seis minutos (56-64), no fue suficiente para que el equipo de Sergio Scariolo se estrenase con victoria en un exigente Eurobásket en el que está en juego el pasaporte olímpico. Serbia, liderada por un descomunal Nemanja Bjeliça (24 puntos, con tres triples de siete intentos, y 10 rebotes), demostró ser más equipo que una España que va muy justa en este Europeo, obligada a recurrir, aunque Pau sólo jugó 28 minutos, a sus jugadores básicos durante mucho tiempo, como se confirmó durante un duelo de plena intensidad en la que los balcánicos impusieron su dura defensa y su enorme talento para derribar a Gasol y compañía.

No fue ninguna sorpresa que España, que fue de más a menos y nunca fue capaz de frenar a Bjeliça, cayese ante Serbia, porque a pesar de las buenas noticias del eterno Felipe Reyes y del también incansable y atrevido Pau Ribas (tres de cinco triples), la selección de Scariolo no ofreció buenas sensaciones. Ni en la dirección, con un gris Sergio Rodríguez, ni en el tiro exterior, fiando su destino al final a buscar por dentro a su gran estrella. Y Pau Gasol sacó muchísimo rédito de su poderío interior en esos minutos de la verdad (11 puntos del pívot catalán en la recta final) en los que España, superada a partir del segundo cuarto, consiguió volver a meterse en el partido y a agarrarse a su defensa para intentar poner nerviosa a Serbia. Imposible con estos exyugoslavos tan competitivo y de tanta sangre fría.

Sin embargo, en la faceta defensiva la que siempre se entregó fue la selección balcánica, que tras verse arrollada por España en el cuarto inicial recurrió a su tremendo despliegue defensivo y a sus muchas alternativas ofensivas para dejar a Scariolo y los suyos con muy mala cara. El cansancio ya comenzó a afectar a los jugadores clave de la selección española en un tercer parcial en el que se produjo un atasco ofensivo descomunal. También lo hubo en el segundo cuarto, en el que sólo Reyes y Ribas respondieron. Escasísimo bagaje para un equipo que echó mucho en falta la productividad de Rudy Fernández, y también de Pau Gasol hasta el parcial definitivo. Porque hasta entonces Pau, pese a fajarse en defensa, sólo había anotado cinco puntos. Así, España caminaba hacia el abismo, porque cuando volvió a aparecer Gasol fue demasiado tarde. La selección de Djordjevic ya caminaba entonces sin remedio hacia el triunfo, llevada de la mano de un Bjelica que anotó tantos triples como el equipo español al completo.

Sin acierto exterior

España se quedó en un preocupante 3 de 19 en el lanzamiento exterior y, salvo cuando pudo correr, que es lo que realmente le gusta, también estuvo muy negada en los tiros relativamente cómodos. Si no hubiese sido, aparte de por Pau, por Reyes y Ribas, España hubiese tenido muchas menos oportunidades ante este poderoso e inteligente equipo serbio que no permitió que la selección de Scariolo la superase por más de 12 puntos al final del primer cuarto (21-9). Los mismos con los que Serbia btuvo su máxima diferencia al final del tercer cuarto (50-62), cuando llegó el bombardeo exterior serbio y una defensa sumamente efectiva. La de España, sin embargo, funcionó a ráfagas, y nunca en zona, porque con ella encajó España se fue hundiendo sin remedio, mientras Pau debía irse a descansar. Como le tocó también tomarse un merecido respiro a Felipe después de que el pívot cordobés levantase a la selección.

Ahora Reyes puede ser el complemento interior de Gasol, pero Mirotic, flojo y muy intermitente -sus primeros puntos en su debut oficial con España llegaron tras el descanso- también debe aportar muchísimo más. Así, con sólo un trío realmente efectivo en ataque y sufriendo muchísimo ante la enérgica y eficaz defensa de los serbios, no hubo mucho más que hacer. Y menos, cuando Nedovic, nuevo fichaje del Unicaja procedente del Valencia, empezó a haer un roto a España. Llevaba Serbia 0 de 7 en triples y ganaba España por 34-26 pese a haberse tirado los cinco primeros minutos adormecida sin estrenar su marcador, pero a Nedovic se la calentó la muñeca y con diez puntos en sólo dos minutos (dos triples consecutivos) puso firme a España. A partir de ahí, a pesar de Pau, comenzó la cuesta abajo y se reforzó aún más la fortaleza mental de una Serbia que también tiene más poder en la dirección (Teodosic es un segudo de vida) y es más favorita que España a presentarse en la obligada final en Lille. Lo peor es que en un grupo tan complicado, España puede permitirse muy poco respiro, y eso es un verdadero peligro.

70 - España (21+15+16+18): Pau Gasol (16), Rudy (10), Rodríguez (2), Mirotic (10) y Llull (6) -equipo inicial- Reyes (13), Hernangómez (2), Ribas (11), Claver, San Emeterio y Vives.

80 - Serbia (11+23+28+18): Teodosic (12), Kuzmic, Bjelica (24), Markovic (5) y Kalinic (4) -equipo inicial-, Bogdanovic (8), Simonovic, Nedovic (14), Milosavljevic (2), Erzeg (7) y Raduljica (4).

Árbitros: Christos Christodoulou (GRE), Sergiy Zashchuk (UKR) y Robert Vyklicky (CZE). Sin eliminados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

España muestra sus dudas para el Eurobásket ante Serbia