Que ruede el balón

Rocío Candal
Rocío Candal DIARIO DE UNA FUTBOLISTA

DEPORTES

03 sep 2015 . Actualizado a las 17:24 h.

Es tiempo. De promesas, de agujetas, de experimentos, de nombres a lápiz. Es la hora. Del trabajo silencioso. Es el lugar. Donde habitan las ilusiones que algún día aspiran a ser realidades.

Las pretemporadas van llegando a su fin en los diferentes campos del panorama nacional, en clave femenina, y con ellas se dan por iniciados los nuevos proyectos. Llegan los debuts ligueros de las caras nuevas en los vestuarios y sus consecuentes inocentadas. Terminan las vacaciones, el tiempo de pre-preparación llega a su última etapa y se va acicalando para dejar paso ya a la competición de verdad, a la de los tres puntos. 

Finaliza el período estival y con ella se da por terminada la primera cosecha del año, cuyo cultivo está formado por unas semillas que darán su fruto definitivo allá por el mes de mayo en forma de resultados. Es tiempo para los primeros experimentos que irán descubriendo, suavemente, las aspiraciones y los límites de una entidad. Aparecen las primeras curas de humildad, las muestras de la funcionalidad de los enlaces entre recién llegados y veteranos. Es el momento de ilusionarse y equivocarse.