Los ultras del Panathinaikos vuelven a avergonzar al fútbol griego

El derbi ateniense con el Olympiakos, sacudido por la violencia antes y durante el partido


Agencias / La Voz

El derbi ateniense entre el Panathinaikos y Olympiakos, victoria para los primeros por 2-1, se vio alterado por graves incidentes antes y durante el encuentro, incluido un botellazo sobre el suizo Pajtim Kasami. Justo antes del segundo periodo, el centrocampista del Olympiakos fue alcanzado en un hombro por una botella lanzada desde las gradas, lo que llevó al árbitro del partido a retrasar la reanudación del encuentro.

Antes del partido, el presidente del Olympiakos, Vangelis Marinakis, fue recibido con decenas de bengalas y otros objetos lanzados, aunque no le alcanzaron. Tras un gesto del entrenador Vitor Pereira hacia los seguidores, desde la grada le lanzaron una silla que no le alcanzó y medio centenar de hinchas del Panathinaikos saltaron al césped a agredir al técnico y jugadores rivales, teniendo que intervenir la policía. Mientras, bengalas volaban hacia el campo desde el fondo de los ultras del Pana.

Incidentes en el gran derbi griego El Panathinaikos-Olympiakos, sacudidos por los ultras del equipo verde

Los incidentes duraron unos cinco minutos, según la prensa local, que informó de dos heridos entre los hinchas del Olympiakos. Los incidentes regresaron al final. El cuadro visitante marcó, en el tiempo añadido, el 2-1, con un lanzamiento de falta del argentino Chori Domínguez. Y en cuanto el árbitro pitó el final, las bengalas volvieron a irrumpir sobre el césped así como otros objetos, incluidas sillas. Los jugadores abandonaron precipitadamente el terreno de juego y alcanzaron el vestuario mientras la policía intentó aplacar el ánimo de los seguidores con el lanzamiento, incluso, de gases lacrimógenos para disuadir la situación

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los ultras del Panathinaikos vuelven a avergonzar al fútbol griego