Algo de luz para el McLaren de Alonso


Jerez de la frontera / Colpisa

El sol empieza a salir en el box de McLaren para Fernando Alonso. El piloto español pudo dar una treintena de vueltas ayer en el trazado gaditano de Jerez, en una jornada que acabó antes de lo previsto por un problema de refrigeración del motor. Para este tercer día de test, la escudería británica decidió montar una unidad de potencia Honda totalmente nueva para que la probara el español, después de detectar el fallo en la centralita y en el turbo que les impidió dar más de doce vueltas en los días anteriores.

Desde muy temprano, en McLaren encendieron el motor para hacer las pertinentes comprobaciones y, tras ver que todo parecía ir bien, arrancaron la jornada. La expectación era máxima. Alonso se montaba a las nueve de la mañana en punto, para ser uno de los primeros en probar la pista. Una vuelta de instalación, de nuevo a boxes, y por fin, a rodar en condiciones. A las diez y media, Alonso volvía a boxes tras verse obligado a abortar una nueva vuelta cronometrada por culpa de una bandera roja causada por Felipe Nasr, que se salió en la curva ?Ángel Nieto? con su Sauber. Todo dentro de lo previsible y asumible para unas jornadas de test. En apenas hora y media, Alonso había completado 12 vueltas, las mismas que había dado McLaren en los dos días anteriores en total, lo cual ya era una genial noticia. Tanto con neumáticos de seco como de mojado, el asturiano aprovechaba para realizar stints largos y ensayar con diferentes piezas. Alonso se fue a comer con 32 vueltas, muy buenas sensaciones y la confianza de saber que el McLaren Honda por fin había arrancado.

Sin embargo, aunque no se lo esperaba, Alonso ya había puesto fin a su actividad en pista cuando aún restaban cuatro horas para el final. En una de sus vueltas de instalación había avisado de que algo no iba como es debido, y en boxes se apresuraron a mirar qué ocurría. El problema se detectó enseguida: había una pérdida de presión en el sistema de refrigeración que estaba sobrecalentando el motor. Los mecánicos se pusieron manos a la obra, pero ya era tarde: no les daba tiempo a montar la unidad de potencia de nuevo para volver a salir. Pese a este imprevisto, las primeras lecturas que ha sacado McLaren han sido buenas: el rendimiento ha sido óptimo, tanto en seco como en mojado, no se han reproducido los problemas del día anterior y parecen solventadas las averías electrónicas que tantos quebraderos habían causado. Hasta la avería en el sistema de refrigeración, tanto Alonso como sus ingenieros se mostraron aliviados tras gozar, por fin, de unas cuantas vueltas para obtener datos.

Por otra parte, Carlos Sainz completó 136 vueltas utilizando todos los compuestos y Mercedes tuvo otro susto ya que el W06 Rosberg lo dejó tirado.

«La mañana fue muy positiva. Seguimos aprendiendo cosas. Hemos dado un paso de gigante»

Piloto de McLaren-Honda

«Ferrari está siendo la revelación, pero para descubrir lo rápido que soy habrá que esperar a Melbourne»

Piloto de Mercedes

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Algo de luz para el McLaren de Alonso