Dos gallegos hacia el Mundial

Piñeiro e Iglesias se clasificaron con España para Brasil 2015


Vigo / La Voz

Un veterano y un debutante en el combinado han sido los dos gallegos que han puesto su granito de arena para la selección española júnior se haya clasificado para el Mundial de Brasil. Son el pivote vigués del Ademar León Diego Piñeiro y el extremo derecho del Cangas Ángel Iglesias.

Ambos tuvieron minutos en los dos partidos de los que constó la fase clasificatoria, disputada en Oviedo. Se midieron a Ucrania y Portugal. «En el primero íbamos un poco a ciegas, no teníamos vídeos para estudiarles y no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar», admite Iglesias. Aun así, pese a sufrir algo en el inicio, lograron mantener a raya a los ucranianos y se impusieron con claridad (31-23).

Contra Portugal, un viejo conocido, era otra historia. «Llevamos enfrentándonos en las diferentes categorías desde pequeños y nos conocemos muy bien. Sabíamos cómo plantear el partido para parar a su jugador clave», recuerda Piñeiro. El resultado fue de 28-22.

«A priori llegábamos como favoritos, pero teníamos claro que habría que dar el 100 % y que no iba a ser nada fácil», comenta el jugador del Ademar, un fijo en las listas de este combinado. «Con Adrián Fernández, fuimos los únicos convocados siempre desde pequeños, así que supongo que sí se puede decir que soy veterano», dice el joven, que se sintió «muy cómodo» supliendo en esta ocasión a Nacho Plaza.

Iglesias, por su parte, vivió un debut soñado. La lesión de Mario López le abrió las puertas de la selección. «Es una gran experiencia y un motivo de alegría porque no todo el mundo puede estar ahí. No me llamaban desde promesas», cuenta el jugador del Cangas. Nunca había estado a disposición del seleccionador, pero no fue obstáculo para que gozara de minutos. «Llegué siendo consciente de que no sabría cómo encajarme y de qué manera podía aportar, pero me dio la oportunidad de jugar», destaca.

Un grupo ambicioso

La selección española júnior es una habitual entre los cuatro primeros clasificados de las competiciones internacionales y no están dispuestos a que el mundial que acogerá Brasil el próximo julio sea menos. «Solemos estar ahí y el cuarto puesto sería lo mínimo. Las medallas son muy difíciles y hay factores como el cansancio o incluso la suerte que pueden influir mucho, pero subir al podio será nuestra gran meta», expone Piñeiro.

Iglesias no tiene claro que vaya a poder estar en el mundial, dado que su presencia respondía a la lesión de un compañero. «El entrenador me ha dicho que en principio el otro jugador de mi posición, que era titular indiscutible, tendrá preferencia, pero depende de su recuperación». Piñero no cierra la puerta a volver a compartir equipo con él este verano: «Yo pienso que Ángel lo hizo muy bien y va a tener su oportunidad a pesar de que Mario sea un jugador importante en el equipo», plantea.

Si el extremo del Cangas acude finalmente a la cita, supondría un broche de oro a su período de formación. «He estado en preeuropeo y ahora en la fase previa de un mundial. Sería precioso despedir así esa etapa», finaliza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Dos gallegos hacia el Mundial