Duelo de maestros en Londres

Novak Djokovic se mide en la final a un Roger Federer que sufrió para derrotar a Wawrinka


El serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, se impuso al japonés Kei Nishikori en las semifinales del Masters de Londres (6-1, 3-6 y 6-0) y hoy aspira a conquistar el título por tercer año consecutivo. Tras alcanzar su cuarta final del Masters, Djokovic, ganador del torneo en los años 2008, 2012 y 2013, se enfrentará en la final (19 horas, Teledeporte) al suizo Roger Federer, que venció en la segunda semifinal a su compatriota Stan Wawrinka por 4-6, 7-5 y 7-6 (6). «Ha sido una temporada muy larga, pero el último partido es el más importante», afirmó Djokovic tras derrotar a Nishikori.

El favorito es Djokovic, ganador de las últimas dos ediciones y mejor especialista en el circuito en pista cubierta, donde suma 31 victorias consecutivas. La última vez que perdió en este tipo de cancha fue en noviembre del 2012, ante el estadounidense Sam Querrey en el torneo de París-Bercy. Además, con sus cuatro victorias en Londres se ha asegurado acabar el año como número uno mundial pase lo que pase en la final.

Se enfadó con el público

En 23 minutos, Djokovic liquidó ante Nishikori el primer set por 6-1. El serbio mantenía una media sobresaliente y ganaba el parcial habiendo cedido solo el décimo juego en cuatro partidos en este torneo que reúne a los ocho mejores del año. En la segunda manga, Djokovic empezó intratable y arrancó rompiéndole el servicio a su rival, el primer asiático en disputar este torneo. Pero Nishikori, cuarto jugador del mundo, de 24 años, sacó el orgullo y le devolvió la ruptura a Dkjokovic, que se tomó mal el apoyo ruidoso que el público de Londres daba a su rival.

El serbio había explicado al periódico Sunday Times de ayer que no soportaba bien la popularidad de Roger Federer, y que no entendía que la gente apoyase siempre al suizo en vez de a él. «A menudo es el favorito del público. Es difícil para mí. No mentiré. Es duro», reconoció.

Desestabilizado por la falta de cariño ?aplaudió irónicamente a la gente?, Djokovic salió mentalmente del partido y Nishikori se metió de lleno, remontando, colocándose 3-2, y después 4-3 y 5-3, y haciéndose finalmente con la manga por 6-3.

Sin embargo, en el primer juego de la tercera manga el partido vivió su punto de inflexión definitivo, cuando Djokovic superó dos pelotas para la ruptura de servicio y recuperó la iniciativa. La experiencia se nota en los grandes puntos y el serbio no dejó escapar su posibilidad de romper el servicio en el juego siguiente. Djokovic puso tierra de por medio y desde el trabajado 2-0 voló hacia el 6-0 final de la tercera manga que cerraba el partido. «Kei estaba jugando muy bien y esta ha sido la mejor temporada de su vida, pero hizo algunas dobles faltas cruciales en el tercer set», destacó Djokovic.

El serbio se medirá ahora en la final a Federer, que tuvo que sufrir para doblegar a su compatriota Wawrinka, en un partido marcado por la igualdad. Stan comenzó mucho mejor (5-2), pero acabó sufriendo para cerrar el primer set. Federer reaccionó y acabó ganando tras defender cuatro bolas de partido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Duelo de maestros en Londres