Piqué mantiene su idilio con el desastre

El central, fallón, no respondió a la confianza de Luis Enrique

dpa

Piqué no deja de asociarse a la polémica. Tras su decepcionante actuación en el Mundial de Brasil, cuando naufragó frente a Holanda y no volvió a jugar, su pobre arranque de temporada lo devolvió al ojo del huracán, pero ayer en el Bernabéu formó en el once titular y el central, fallón, no respondió a la confianza de Luis Enrique. El canterano del Barcelona participó en la acción del empate del Madrid, un penalti por mano cuya señalización el jugador seguía cuestionando al término del partido: «En el penalti... Cuando sepamos de verdad cuál es el criterio, sabré qué decir, porque esa mano yo no la puedo hacer desaparecer. Es verdad que me toca y que lo puede pitar, porque se han pitado ese tipo de manos, pero...», dijo el defensa.

Lamentos

Gerard Piqué se lamentó al final del mal partido de su equipo tras el descanso. «En la primera parte hemos tenido el control del partido y hemos tenido ocasiones para sacar más diferencia. Ya una vez que anotaron el segundo gol, el Madrid tiene jugadores muy rápidos y peligrosos y todo se complica. Ha sido un descontrol. Nos han metido el tercer gol a partir de un córner nuestro y bueno... me quedo con el primer tiempo», se lamentó el futbolista antes de tratar de pasar página rápidamente. «Nos vamos con la sensación de que podíamos hacer un poco más», añadió.

Debut de Luis Suárez

No podía descartarse, pero la entrada de Luis Suárez en el once del Barça fue inesperada, aunque el delantero uruguayo no pudo aprovecharse de las debilidades de los blancos en defensa y el debut del goleador de los 81 millones de euros quedó totalmente eclipsado. «Me encontré bastante bien, traté de hacer todo lo que estaba al alcance de mi mano para ayudar a mi equipo a ganar, pero era consciente de que los noventa minutos con la intensidad que suelen tener estos partidos de gran nivel no iba a aguantar», aseguró tras el encuentro.

El jugador, que dejó buenos desmarques y dos grandes pases, el del gol de Neymar y otro a Leo Messi que no acabó en la red por un nuevo milagro de Iker Casillas, se mostró convencido de que esta derrota no afectará en el futuro a la plantilla barcelonista. «El vestuario ha tenido muchas situaciones iguales a lo largo del tiempo, simplemente hay que pasar página. Seguimos un punto por encima del Real Madrid y eso es en lo que hay que pensar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Piqué mantiene su idilio con el desastre