Todo lo que no sea ganar será insuficiente para Alonso

La recta final de la temporada arranca en el Marina Bay de Singapur

colpisa

La recta final de la temporada 2013 de fórmula 1 arranca en el Marina Bay de Singapur, uno de los Grandes Premios más insólitos del campeonato, y lo hace con las espadas en alto. Sebastian Vettel saldrá este domingo como líder pero puede hacerlo con una comodidad sobrada y haciendo cálculos de en qué Gran Premio se proclamará campeón por cuarto año consecutivo, o puede hacerlo mirando por el retrovisor a un Fernando Alonso que tratará, de disputarle la corona hasta el final.

Tanto Alonso como Vettel han mirado hacia las estrellas de Singapur desde lo más alto del podio en dos ocasiones cada uno.

A Vettel le sirve con ser segundo en todas las carreras que quedan pero eso no significa que vaya a ser conservador. A Alonso, todo lo que no sea ganar, no será suficiente.

El escenario para semejante objetivo no podría ser más original: Singapur cuenta con detalles que le hacen único. Primero, las calles de la ciudad que normalmente están abiertas al público se cierran por un fin de semana para los monoplazas. Y segundo, es el único Gran Premio nocturno.

Fernando Alonso peleará con uñas y dientes mientras tenga opciones, pero la puerta que se abre con los cambios de 2014 obligan a decisiones arriesgadas. Y Massa ya declaró a un medio brasileño que no iba a ayudar a Alonso en lo que queda de Mundial, sino que iba a pensar en él mismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Todo lo que no sea ganar será insuficiente para Alonso