LeBron ajusta su segundo anillo

Anotó 37 puntos, capturó 12 rebotes y fue elegido MVP de la final en su segundo título seguido


Miami / Colpisa

Los Heat ganaron el campeonato en el sexto partido de la serie final de la NBA. Como si de una película de Hollywood se tratara, representaron el papel del protagonista que es capaz de levantarse cuando todo le predisponía a caer en la más absoluta de las desgracias. En ese encuentro, Miami logró forzar la prórroga con un triple fantástico al límite de Ray Allen, que culminaba una remontada de cinco puntos en apenas veinte segundos, y que permitió la posterior victoria de su equipo en el tiempo extra y dejaba muy tocados a los Spurs, que casi celebraban ya un nuevo anillo.

En el séptimo y definitivo choque ante San Antonio, los dos contrincantes no partían con el mismo estado de ánimo. Mientras los vigentes campeones estaban exultantes por la milagrosa oportunidad que les volvía a brindar la providencia, los tejanos afrontaban el duelo con la herida abierta y aún supurando por la cruenta cuchillada del destino cuando ya rozaban el éxito más absoluto. Durante cuatro cuartos lucharon por revertir la adversa situación, pero en los dos últimos minutos del partido el lanzamiento fatal de Allen volvió a sus cabezas para minar definitivamente la moral y las posibilidades de triunfo de los de Gregg Popovich.

La tensión por la importancia del choque se palpó desde el salto inicial, con demasiadas imprecisiones y errores infantiles impropios de los jugadores que estaban sobre la pista del American Airlines Arena. Pero el partido era realmente el más grande de la mejor liga del mundo y, por inercia, era evidente que el talento debía surgir en algún momento. Con el factor común de la igualdad respecto al período inicial, LeBron, Wade, Duncan y Ginóbili despertaron de su letargo ofensivo y se enzarzaron en una pelea de canastas que les llevó al descanso casi igualados (46-44).

Tim Duncan (24 puntos y 12 rebotes) hizo todo lo que estuvo en su mano para sumar su quinto anillo y mantener impoluta su trayectoria en la finales de la NBA. Pero, a sus 37 años, los intentos del pívot de las Islas Vírgenes por mantener a su equipo con posibilidades se acabaron cuando Leonard colocó con un triple el 90-88, cuando tan solo quedaban 120 segundos para alcanzar el objetivo soñado.

Esos dos minutos fueron de LeBron. James completó entonces su actuación estelar con cuatro puntos definitivos en el último minuto, mientras que el jugador franquicia de los tejanos y un desacertado Ginóbili en los instantes finales desaprovecharon las escasas oportunidades.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

LeBron ajusta su segundo anillo