El FC Barcelona espera que Xavi reaparezca en Milán

Tras el alocado partido de Granada, el Barça intenta recuperar a su cerebro en Liga de Campeones para volver a controlar


El Barça espera recuperar a Xavi Hernández para afrontar el miércoles en Milán la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Tras sufrir una leve lesión muscular en Mestalla en los minutos finales de aquel 1-1 contra el Valencia, los médicos le diagnosticaron 15 días de baja que se cumplen antes de viajar a San Siro. El viernes, en el último entrenamiento del grupo, ya trabajó con aparente normalidad, por lo que se entiende que podría reaparecer. El caso de David Villa, algo debilitado tras el cólico nefrítico que le obligó a pasar dos noches alternas de la pasada semana en el hospital, es diferente. Solo se desplazará si realmente está en condiciones de jugar.

El sábado en Granada (1-2 en un partido alocado) se comprobó que el Barça necesita a Xavi. Pese a tener en la plantilla a su relevo natural, Thiago Alcántara, y a un jugador polivalente como Cesc Fàbregas, teórica garantía como relevo del egarense, en Los Cármenes se añoró el habitual control de juego por parte del conjunto azulgrana. Iniesta, además, fue reservado de inicio por lo que Xavi todavía brilló más por su ausencia.

El asunto puede ser más preocupante de lo que parece ante un equipo como el Milan que con Massimiliano Allegri ha perfeccionado su presión asfixiante. Xavi garantiza la posesión, todo lo contrario que Cesc, de quien se destacó su ADN azulgrana cuando firmó en 2011 por su pasado en el fútbol base culé sin caer en la cuenta de que en el Arsenal sufrió una transformación en un jugador más directo, sin pausa, poco representativo de este Barça. Y Thiago exhibe la irregularidad propia de su juventud. En un mismo partido encadena errores de bulto en el pase con acciones virtuosas.

El problema crece si hay que mover más cosas. Una media con Iniesta, Busquets y Cesc o Thiago sí avala más la filosofía del Barça, pero eso llevaría a repetir con Alexis en la delantera junto a Messi y Pedro. Y con el chileno sí hay unanimidad: ha acabado con la paciencia de todos.

Hasta que Villa recupere la chispa (o le dejen recuperarla), lo que mejor funciona en el Barça es ubicar a Iniesta como «falso extremo zurdo» con libertad de movimientos, aunque sea una herejía sacarle de su posición ideal de interior para colocar a Cesc junto a Busquets y Xavi. Es el problema menor. Pero para que todo vuelva cuadrar de verdad, en el engranaje falta una pieza que podría reaparecer en Milán si no hay contratiempos: Xavi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El FC Barcelona espera que Xavi reaparezca en Milán