«Espero lograr el tercer título el año que viene», indica el vencedor


A pie de playa, el primero en aupar a Marlon Lipke fue el vigués Gony Zubizarreta. El alemán vive en el Algarve, y comparte entrenamientos de forma habitual con el deportista gallego, al que le une una estrecha relación. «Es uno de mis grandes amigos. Le visito con frecuencia, y a veces compartimos casa», indicó el ganador del Pantín Classic, exhausto por el esfuerzo. «Disputé cuatro mangas en un día. Al final tenía calambres en los brazos. Supe mantenerme tranquilo hasta el final», explicó sobre una jornada que le obligó a pasar dos horas de competición en el agua.

Lipke fue el primero en conseguir una buena nota, un 5,33, en la final -en la que puntúan los dos mejores resultados de cada surfista-, y supo esperar con calma otra buena ola para dejar el título casi sentenciado con un 8,33. «Controlé. Jugué tácticamente. Cuando ya conoces lo que es disputar una final, se nota. Sabes como encararla de nuevo. Ahí entra en juego la experiencia», razonó recién salido del agua.

El alemán considera «más justo» su triunfo de este año que el del 2007, entonces con menos olas. Ya con el doblete en Pantín, aspira a un hito inédito, el tercer título en Valdoviño. «Espero lograrlo el año que viene. Pasé aquí una gran semana, en un evento fantástico con buenos patrocinadores. Pantín es maravilloso y hubo mucho público divirtiéndose y apoyando a los surfistas», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Espero lograr el tercer título el año que viene», indica el vencedor