El gallego que manda en el squash español

Manuel García Reigosa
M. G. REIGOSA SANTIAGO / LA VOZ

DEPORTES

Acaba de lograr su noveno título

18 oct 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Borja Golán (6-1-83, Santiago de Compostela) conquistó este fin de semana en la capital gallega su noveno entorchado como campeón de España absoluto de squash. El primero remite al año 2002. Desde entonces no pierde con ningún jugador español y el único título que no cayó en sus manos, el del 2010, se debe a que no pudo participar por una lesión que lo apartó más de seis meses de la competición. Ese percance le sobrevino en agosto del 2009. El ligamento cruzado de la rodilla derecha tronzó su mejor momento deportivo, justo cuando acababa de encaramarse al décimo puesto del ránking mundial.

Borja Golán no se vino abajo. El mismo carácter que lo convierte en un jugador siempre competitivo, de los que persigue todas las bolas por más que busquen los ángulos imposibles, le sirvió para ir recuperando terreno. En eso está. El deportista santiagués cayó por debajo del puesto cien y actualmente ya es trigésimo sexto. Antes del Campeonato de España conquistó el Open de Valencia, puntuable para el calendario internacional. Y mañana, a las ocho, debuta en el Open Camiño de Santiago, en el que parte como tercer cabeza de serie. Si firma un buen resultado, escalará hacia su meta más inmediata: meterse entre los veinte mejores. Y más a largo plazo vuelve a apuntar al top ten, pero sin obsesionarse.

Veinte años con la raqueta

Empezó a familiarizarse con el squash a los nueve años y uno más tarde ya era campeón de España de su edad. Fue revalidando los títulos en todas las categorías, excepto en sub-19, ya que coincidió con el catalán Alberto Manso, otro superdotado de este deporte. Es un año mayor que Golán, pero la reglamentación los emparejó. Y Manso estaba un peldaño por encima. Llegó a ser campeón del mundo júnior. Las lesiones lo apartaron de la primera línea de batalla.