Más de dos en la carretera

Evans, Gesink , Basso y Wiggins, frente a las quinielas


Dice Samuel Sánchez que Alberto Contador es el favorito número uno en este Tour. Pero piensa también que esta grande boucle es la más igualada de los últimos años. Una encuesta del diario L?Equipe, periódico oficial de la carrera, realizada entre directores deportivos y corredores, situó a Contador y a Andy Schleck como favoritos muy por encima del resto. Quizás la afirmación de Samuel Sánchez es un llamamiento para que haya vida más allá del pulso previsto.

En la quiniela de aspirantes a la general, los que participarán en este Tour destacan a Cadel Evans (BMC) como tercera apuesta. El australiano es el eterno candidato. Ocupó el segundo escalón en el podio de los Campos Elíseos en el 2007 y el 2008. Pero tiene 34 años y otra generación parece haber tomado las riendas en el pelotón. Puede que su tiempo haya pasado. Como el del italiano Ivan Basso (Liquigas), que tiene la misma edad que Evans. En el 2010 ganó el Giro, pero naufragó en Francia. Esta temporada se ha centrado en el Tour.

En el Rabobank ya se ha producido el relevo. El holandés Robert Gesink, de 25 años, será el jefe de filas. No tendrá que trabajar para Denis Menchov y podrá probarse a sí mismo con un gran equipo apoyándole.

El británico Bradley Wiggins (Sky) está avalado este año por su triunfo en la Dauphiné. Ha mejorado en la montaña, pero dispone de pocos kilómetros en la crono.

En cuanto al pelotón español, la segunda opción al podio es Samuel Sánchez. El asturiano del Euskaltel acabó en la cuarta posición en el 2010. Denis Menchov los desbancó del podio en la crono final, que fue veneno para el asturiano. El Movistar, liderado por David Arroyo, parece abocado a buscar triunfos de etapa.

En la salida de este Tour estarán equipos potentes sin capitán, pero que pueden agitar la carrera. Tras la segunda retirada de Lance Armstrong, el RadioShack se presenta con grandes corredores, pero sin un claro jefe de filas. Sus bazas son Christian Horner, Andreas Kloden, Levi Leipheimer y Jani Brajkovic. Muchas cartas para que Johan Bruyneel intente vengarse de su ex pupilo. Pero ningún as incuestionable. Tampoco es a estas alturas Alexander Vinokourov el faro del Astana.

Quizás acaben buscando gloria distinta a la de la general. Al menos intentarán demostrar que hay más de dos en la carretera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Más de dos en la carretera