Por un amanecer blanquiazul

El Dépor, hipermotivado para ganar al Athletic arropado por su afición y aferrarse a Primera


A CORUÑA / la VOZ

No es un martes cualquiera. El Deportivo encara esta noche el partido más importante desde aquella semifinal de Champions del 2004. Aquel día se rozó el cielo, hoy pelea por evitar el infierno. La afición se ha volcado en este momento delicado, como lo prueba el respaldo recibido en los dos últimos entrenamientos. Incluso hay una iniciativa para poblar los balcones de las casas de banderas blanquiazules, como se hizo en ocasiones históricas, con títulos en juego. Entonces se bautizó como «Amanecer blanquiazul». Muy propio: mañana puede haber un amanecer blanquiazul si el Dépor se despierta fuera de los puestos de descenso, lo que está en sus pies.

El equipo se ha levantado. Las lágrimas quedaron en la caseta de El Molinón. La plantilla tiene sangre en el ojo, que decía Luyk. Un Riazor con entrada de Champions propulsará hoy a su equipo frente el Athletic de Caparrós. Los coruñeses han caído en puestos de descenso, así que lo que afrontan esta noche es una examen final de Historia. O ganan, o, tras veinte temporadas escribiendo párrafos gloriosos en la máxima categoría, irán camino de Segunda. Una derrota o un empate no serían definitivos, no, pero dejarían al equipo muy expuesto a la intemperie del descenso, pues los siguiente rivales son el Barça y el Valencia, que, aunque podrían no jugarse nada, intimidan. Pero hay que pensar en positivo, pues una victoria sacaría al equipo de puestos de descenso esta misma jornada. A por ella van los de Lotina.

El inicio de la mala racha

El rival es el Athletic. Curioso. Fue contra el equipo vasco, la pasada temporada, cuando empezaron las desgracias que han llevado al Dépor a la situación actual. Los coruñeses ganaron por 3-1, pero perdieron a Filipe Luis. Tras esa lesión, aquel equipo que optaba a Europa se desplomó: solo ganó tres partidos más hasta el final de Liga. Ese mal final lo arrastró hasta esta campaña, que empezó de pena hasta caer en plazas que conducían a Segunda. Remontó y llegó a colocarse a ocho puntos del descenso (precisamente tras ganar en San Mamés en la primera vuelta con dos goles de Adrián) pero se confió y ha vuelto a caer al pozo. Hoy se puede cerrar el círculo contra el Athletic: la mala racha empezó frente a los bilbaínos allá por enero del 2010, y contra ellos tiene que cerrarse esta noche de mayo del 2011.

La entrada de Lopo, que vuelve tras sanción, por Aythami será en principio la única novedad del once deportivista respecto a Gijón. Están tocados Manuel Pablo, Guardado y Adrián, pero los tres confían en poder ser de la partida. En el equipo de Caparrós, «salvo cambio de última hora» según informa en su página web, jugarán Iraizoz; Iraola, Ekiza, Amorebieta y Castillo; David López, Gurpegui, Javi Martínez, Muniain; Toquero y Llorente.

El quinto puesto

Tras ganar al Levante en la última jornada, Caparrós lanzó un mensaje claro: «El objetivo es el quinto puesto. Ahora quedan tres finales, la primera en Riazor». El Athletic quiere asegurar esa plaza de Liga Europa, y esquivar la séptima, que le daría billete para esa competición pero le obligaría a empezar a competir en agosto.

El Dépor tendrá que tener especial precaución con la banda derecha bilbaína, pues Iraola y David López han dado seis pases de gol cada uno. El mayor beneficiado ha sido Llorente, que lleva 17 goles (9 de cabeza, 5 con la diestra y tres con la zurda). Finalmente, los tocados Orbaiz y Muniain han entrado en la convocatoria de Caparrós.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

Por un amanecer blanquiazul