Compos S.A.D., descanse en paz

Manuel García Reigosa
m. g. reigosa SANTIAGO / LA VOZ

DEPORTES

El «BOE» certificó esta semana la desaparición de la sociedad anónima santiaguesa

30 ene 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

El lenguaje judicial no conoce alma ni sentimientos. Para muestra vale un botón del Boletín Oficial del Estado del miércoles, que publica un edicto del juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña en virtud del cual se declara «la conclusión y archivo del concurso voluntario ordinario de la entidad SD Compostela S.A.D. (en liquidación), y ello por inexistencia de bienes y derechos con los que satisfacer a los acreedores». Más frío que un epitafio.

Suena a «descanse en paz» y, de hecho, supone la extinción definitiva de la SD Compostela S.A.D. Pero el proceloso concurso del Compos ha sido tan singular que el equipo sigue compitiendo, aunque sea en Preferente y con la denominación de Campus Stellae. Por eso, no ha habido réquiem y ha pasado muy inadvertido el punto y final de la sociedad anónima. La SD que asombró y vivió sus días de vino y rosas en la década de los noventa ya es historia, pero le sobreviven la marca y los jugadores.

Es el triste epílogo de un club a punto de alcanzar el medio siglo, que las pasó canutas en más de una ocasión y que siempre ha terminado por encontrar una salida, por inverosímil que pareciese.