Greipel se estrenó al esprint en la última oportunidad para los velocistas antes de la montaña


madrid/efe.

El ciclista alemán André Greipel (HTC Columbia), por fin hizo valer su fuerza en una llegada masiva del Giro y se llevó los laureles de la decimoctava etapa, disputada ayer entre las ciudades de Levico Terme y Brescia, de 151 kilómetros, y el español David Arroyo (Caisse d'Epargne) sigue de líder en vísperas del mítico Mortirolo.

Greipel, que suele comenzar la temporada bastante fuerte, no terminaba de encontrar el punto de velocidad en la presente edición del Giro. Ayer ganó con autoridad a sus rivales en el esprint, especialmente al estadounidense Tyler Farrar y al británico Bradley Wiggins, que estrenaron pronto su zurrón de triunfos. Los protagonistas del día fueron el italiano Alan Marangolli (Colnago) y el belga Oliver Kaiser (Omega), que se fueron hacia el kilómetro veintidós, llegando a tener casi tres minutos como máxima diferencia y fueron neutralizados a dos kilómetros de la meta.

La general, sin cambios

La general no sufre cambios en sus primeros puestos y por quinto día sigue al frente el español David Arroyo, seguido del italiano Ivan Basso (Liquigas) a 2:27, y del australiano Richie Porte (Saxo Bank), a 2:44 minutos.

Fue una jornada tranquila debido a la suavidad del trazado y que era la víspera de una jornada terrorífica, la decimonovena, entre Brescia y Aprica, de 195 kilómetros y con varios ascensos por medio antes de afrontar el mítico Mortirolo.

En la parte final de la etapa pasaron a un primer plano los equipos de los velocistas, especialmente el HTC Columbia que lidera André Greipel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Greipel se estrenó al esprint en la última oportunidad para los velocistas antes de la montaña