«Con 19 años la historia habría cambiado», dice el mallorquín


le mans/efe.

«Intento pilotar siempre al límite, lo que pasa es que pilotando al límite a veces eres superior a los demás y a veces te ganan. Hoy [por ayer] sabía que tenía una puesta a punto que salvaba bastante los neumáticos, sobre todo el posterior, y que mi estilo de pilotaje va mejor a medida que se van desgastando los neumáticos y la gasolina baja», explicó Lorenzo.

«Pero pensaba que Valentino podría aguantar en 34 toda la carrera, en realidad no ha sido así y la verdad es que rodar en 35 me ha resultado fácil, pero también difícil mentalmente porque tienes que rodar lo suficientemente rápido para conservar la distancia pero no tan rápido para cometer una estupidez y caerte», destacó.

«Tenía dos opciones: o esperar el error de él para pasarle por dentro o pegarme y pasarle por rebufo. El segundo intento ha sido definitivo y ha sido más fácil de lo que pensaba», explicó. «Ha sido muy difícil mantener la paciencia, con 19 ó 20 años la historia hubiera cambiado», señaló.

«Pasar a Pedrosa ha sido relativamente sencillo, porque tiene muchas cualidades, pero entre ellas no está la frenada y para mí no es muy difícil», confesó el piloto de origen gallego al final de la carrera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

«Con 19 años la historia habría cambiado», dice el mallorquín