Kaká eligió al Madrid por el «proyecto competitivo que prepara Florentino»

EFE

DEPORTES

El brasileño reveló que David Beckham le dijo que el Real Madrid es un club «fantástico para jugar».

10 jun 2009 . Actualizado a las 12:01 h.

El centrocampista brasileño Kaká explicó hoy que fichó por el Real Madrid por el proyecto deportivo «muy competitivo» que prepara el presidente del club, Florentino Pérez.

«El presidente todavía está haciendo contactos y prepara un equipo muy competitivo, con el que vamos a buscar ser de nuevo campeones en España y en Europa. Por eso escogí el Madrid», afirmó Kaká en una rueda de prensa concedida en Recife, ciudad en la que Brasil está concentrado antes de su partido contra Paraguay.

Kaká explicó que su intención era seguir en el Milán, pero que «la crisis afectó mucho a los clubes», por lo que habló con los dirigentes del equipo lombardo y decidieron que la mejor idea sería aceptar su transferencia.

En cuanto a sus objetivos, Kaká consideró que llega con nuevas ilusiones, por ganar títulos con una camiseta nueva, a pesar de haber cosechado muchos trofeos en su anterior etapa.

«Llego con 27 años y ya conquisté todo como jugador. Llego como los mejores del mundo, pero aquí aún no conquisté nada. Es una motivación nueva», dijo el media punta.

El brasileño reveló que su ex compañero, el inglés David Beckham le dijo que el Real Madrid es un club «fantástico para jugar», que él le incentivó y le dijo que le proporcionaría un gran crecimiento como jugador.

Aseguró que el acuerdo se había cerrado «tiempo atrás», pero que esperó hasta hoy, una vez que ya fue confirmado el trato de forma oficial tanto en Madrid como en Milán.

Sobre sus nuevos compañeros, Kaká destacó jugar junto a futbolistas «históricos» como Raúl e Iker Casillas y dijo querer ser «protagonista» para «volver a marcar la historia» del club.

El brasileño rechazó «la gran responsabilidad» de llevar el dorsal número cinco, que llevó de Zinedine Zidane, y aseguró que aún no ha elegido el número que llevará a la espalda.

En relación a su último equipo, el Milán, afirmó guardar un «sentimiento de gratitud» al club y a su presidente, Silvio Berlusconi, que le proporcionó «las grandes alegrías» que tuvo allí.